Z Nation: La irrupción de los zombis corredores

Con la atmósfera abochornada clásica de las ficciones apocalípticas, Z Nation estrenó su episodio piloto “Puppies and Kittens” con el deber de hallar una vacuna salvadora a través de un superviviente.

 

Jonathan Navarro

Son hábiles, veloces y facultados para engañar a un grupo de temerosos. Los muertos vivientes de Z Nation están tan hambrientos que son capaces de esconderse y merodear como expertos cazadores a sus víctimas, moviéndose de un lado a otro. Esquivando y sorprendiendo. Los zombis de la producción de SyFy marcaron distancia respecto a los caminantes de The Walking Dead en su estreno en TV.

Con la atmósfera abochornada clásica de las ficciones apocalípticas, Z Nation presentó su episodio piloto “Puppies and Kittens” con un relato que se enfocó en tres puntos: La misión para encontrar una cura al virus mediante un superviviente; el toque irónico del Ciudadano Z y locutor de radio que llama desde una recóndita base militar a todos sus oyentes a patear traseros zombis, y la notable habilidad de los muertos vivientes para devastar a los humanos.

Sin altos mandos y respetando su código de honor, el militar Mark Hammond (Harold Perrineau) comienza esta historia con la tarea de trasladar hacia California a Murphy (Keith Allan), un ex convicto que sirvió como sujeto de prueba para una vacuna contra el virus Z y que a pesar de ser mordido en reiteradas ocasiones por un grupo de zombis, consiguió sobrevivir, erigiéndose como la gran esperanza en un ambiente desolado a tres años del desastre viral.

Eludiendo obstáculos y acumulando innumerables bajas, Hammond siempre trató de tener contacto con el Ciudadano Z, el organizador operacional interpretado por DJ Qualls, quien en su rol técnico de guía desde una base polar, también ocupa su tiempo para animar a través de una señal de radio a los supervivientes para liberar a la raza humana de este mal, liquidando muertos vivientes. Un personaje interesante que resta dramatismo al relato y que con su cuota de humor recuerda que en complejos momentos también se puede sonreír.

Es así como tres años después del desastre, y un último año difícil para Hammond tratando de llevar a Murphy hacia California para encontrar una salvación, se conforma el grupo a cargo de colaborar en esta labor. Un equipo que se arma a punta de amenazas con los ex guardias nacionales Charles Garnett (Tom Everett) y Warren (Kellita Smith), además de Mack (Michael Welch), Addy (Anastasia Baranova) y Doc (Russell Hodgkinson). Todos roles muy icónicos de un apocalipsis de esta categoría, donde cada uno ya tiene la suficiente sangre fría para destruir cráneos y soltar metralla con precisión contra los muertos vivientes.

Z Nation cumple con ese gancho necesario para atraer la atención del público, el cual se podría amedrentar con el diseño y recreación de algunos zombis. Durante gran parte del episodio el maquillaje y las herramientas para representar sangrientas muertes pasaron con regularidad. Sin embargo, Hammond tuvo que hacer frente a una complicada persecución de una guagua convertida. Un bebe intrépido que con la enfermedad en su rostro se denotó la baja calidad en su diseño. Quizás estoy siendo demasiado meticuloso, pero ese pequeño zombie no encajaba en ese cuadro.

Restando ese detalle, Z Nation propone una misión concreta en una temporada de 12 episodios. Una serie que recomiendo mirar y comparar con libertad con lo que hoy existe en el mercado seriéfilo de los muertos vivientes.

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register