True Blood y las razones detrás de su polémico final

true blood

Tras siete temporadas, True Blood ha emitido su final definitivo y le decimos adiós a la serie de HBO que más amor y odio sembró. Hoy, la mítica historia de vampiros debe hacerse cargo de las críticas en torno a un final que no cumplió con las expectativas de los fanáticos.

Mariel Salgado F.

True Blood llegó a las pantallas de HBO de la mano del aclamado guionista Alan Ball -a quienes muchos recordarán por su serie Six Feet Under, o la película American Beauty- y basada en la saga de libros The Southern Vampire Mysteries de Charlaine Harris.

A mediados del año 2008 la serie destacó en sus primeras temporadas por crear un universo diferente a las típicas historias de chupasangres a las que estábamos acostumbrados. Los vampiros del pueblo de Bon Temps, convivían con los seres humanos  y luchaban por hacerse un espacio en la sociedad.  Así, True Blood nos impactó con el género “gore”, escenas de sexos, desnudos y sangre al por mayor.

Mantener la calidad de una serie por varios años fue complejo y True Blood terminó convirtiéndose en víctima de sí misma. Su excelencia narrativa se vio agotada luego de tres temporadas, pero gracias a su gama de excéntricos personajes secundarios fue posible que la serie llegara a su séptima entrega. Así, Tara, Pam, Jason, Eric y Lafayette fueron los encargados de mantener los niveles de audiencia -mientras que sus protagonistas (Sookie y Bill) se convertían en víctimas del ‘hate watching’- y sobre quienes recayó el peso narrativo tras el arribo de su nuevo ‘showrunner’, Brian Buckner, luego de la quinta temporada.

 

El polémico final (con spoilers)

La temporada final dejó mucho que desear y el último capítulo de True Blood podría perfectamente ser catalogado como unos de los peores de la producción. La razón es sencilla y es que, en aspectos generales, traicionó la esencia de la serie: fue un episodio lento, a ratos aburrido, carente de acción, sin sexo ni sangre a destajo y dejó fuera de pantalla a los personajes secundarios, a cambio de interminables escenas cursis vinculadas a sus protagonistas.

Así, las situaciones poco orgánicas o “salidas de debajo de la manga” como el matrimonio apresurado de Jessica y Hoyt y o Bill pidiéndole a Sookie que le diera la muerte verdadera, hicieron que muchos fans se sintieran engañados.

True Blood Final Serie HBO PuroSeries 2

Los últimos minutos del episodio fueron dedicados a poner cierre a la trama  de Sookie y otorgarle un apresurado final feliz. Fuimos testigos de dos elipsis de la historia que nos llevaron a una Sookie embarazada (vayamos a saber de quién) y todos los personajes brindando felices en torno a una mesa, en una escena luminosa y lejana al universo de True Blood.

Así, las diferentes interpretaciones sobre el final no se han hecho esperar y el cierre de True Blood ha sido tildado de machista, conservador y cursi. Finalmente algo es cierto, los mensajes que ha transmitido la serie en su apéndice son básicos y simplones.

True Blood Final Sereie HBO PuroSeries 1

 

Las explicaciones del showrunner

Brian Buckner ha debido dar explicaciones sobre el final de True Blood a los fans y ha dejado en claro, a través de la prensa,  que era imposible cumplir los deseos de todos los seguidores.

Sobre la muerte de Bill Compton, Buckner comenta que el vampiro tuvo un acto heroico al desear morir para que Sookie pudiera tener una vida lo más normal posible. Explica, además, que la identidad de la pareja de Sookie es irrelevante para el sentido que le quiso dar al cierre de la trama de la protagonista: “lo único importante es que Sookie fue feliz y tenía la vida que quería”, señaló a la prensa el ‘showrunner’ de True Blood.

Además, comunicó que Eric no tuvo muchos minutos en pantalla, porque el actor no estaba disponible para más escenas y que debieron ajustarse a ello. Comentó que él entiende que el final no fue lo suficientemente sangriento como los fans esperaban, pero su intención fue explorar las líneas argumentativas de la serie y dar espacio para diálogos y no sólo imágenes.

Si algo nos ha enseñado la televisión, es que el final de una serie es un momento difícil y complejo. No es fácil cumplir con las expectativas de los fanáticos que han visionado un producto televisivo por tantos años.  Para mi gusto,  el cierre de True Blood se asemeja a los de Dexter o Lost, pero cada uno puede archivarla en sus recuerdos como quiera. ¿Y a ustedes qué les ha parecido?

2 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register