Santificado sea HBO (parte I): El poco conocido comienzo

HBO

Hoy estrenamos una serie de especiales relacionados a HBO, ese canal que ha sabido entregarnos verdaderas joyas a lo largo de su historia, cuyo inició glorioso se remonta en los finales años 90′. Sin embargo, antes de su apogeo, tuvo algunas aventuras muy poco conocidos para el imaginario colectivo. 

Cristóbal Meléndez Martin

Hablar de HBO, es hablar de series. No de cualquieras, sino de unas con un sello distintivo, un estilo diferente, cautivador, que no dejan indiferente a nadie y que siempre, pase lo que pase, dan que hablar. El 8 de noviembre de 1945 nace este canal de cable y satélite, que al igual que sus competencias más directas, partieron con la exhibición de películas, antes de empezar a crear su camino de productos propios. De propiedad de Time Warner y con sede en New York, este incipiente canal desconocía su aporte venidero al mundo seriéfilo.

Para llegar a eso, debió transitar un camino bastante complicado, el de posicionar su marca. Su primera aventura dramática se dio en 1983 con la serie Philip Marlowe, Private Eye, serie  basada en las cortas historias de los cuentos de Raymond Chandler, un novelista con clara tendencia hacia el misterio. Bajo ese alero nació este producto que narraba las aventuras del detective privado Philip Marlowe en Los Ángeles de la década del 30. Con dos temporadas bastante cortas, no logró levantar grandes momentos (aunque sí un par de videojuegos) , cosa que quedó demostrada en la emisión de su segunda temporada -1986-, dos años después de la primera entrega.

philip_marlowe_private_eye_2_disc_import

Tras esta experiencia, llegarían las series de antología, las cuales presentaban historias distintas con personajes diferentes cada vez que iba avanzando su trama. The Hitchhiker (1983-1987) partió con fuerza, hasta que HBO decidió no transmitirla derivando su exhibición al canal USA Network. Pero la serie de antología más emblemática para el canal fue Tales from the Crypt (Los cuentos de la Crista), cuyas siete temporadas -empezó en 1989- la convirtieron en el proyecto nacido en los años 80′ de más larga duración.

Fue con la sitcom  1st & Ten, donde HBO comenzó a mostrar ese sello y estilo tan aplaudido por la crítica. En la comedia de un equipo de fútbol americano, empezamos a ver esas tramas que le entregarían al canal ese aroma particular y único. Con la idea de mostrar un producto más “adulto”, comenzamos a ver las primeras pinceladas de historias de drogadicción, además de una fuerte inclinación a lo sexual, incluyendo algunas escenas homosexuales. Sin duda, toda una novedad para 1984.

Un lenguaje distinto, desnudos y tramas complejas era el norte que quería seguir la cadena, sin embargo, no lograba posicionarse y competir de igual a igual a las “Big Networks” (ABC, NBC y CBS). Sin embargo, lo interesante, además de mantener su forma y fondo, es que les daba el tiempo suficiente a sus series para desarrollarse, sin la presión de la cancelación a la primera.

La década de los 80 fue el inicio que tuvo HBO para experimentar en las series, alejados del éxito y las grandes críticas, la cadena no bajaría los brazos teniendo en cuenta que el inicio de los años 90′ mantendría la misma tónica anterior, a la espera cercana del nuevo milenio, donde finalmente daría el “batatazo”. En la segunda parte de nuestro especial, analizaremos como comenzó la época que catapultaría a HBO a una cima de grandeza.

 

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register