Santificado sea HBO (III): Comienza el despegue gracias a Oz y Sex and the City

hbo

¿Cómo productos tan dispares pueden lograr posicionar a tu canal como una fuente de potentes producciones? Con apenas un año de diferencia, HBO deja detrás aquellos tiempos de convivir entre las sombras con sus series para meterse de lleno en lo que es hasta el día de hoy, sabiendo mezclar el éxito popular con la crudeza de un relato de forma definitiva.

Santificado sea HBO (parte I): El poco conocido comienzo

El 12 de julio de 1997 estrena Oz, un drama que narra la vida dentro de una prisión de máxima seguridad llamada Oswald State Correctional. Si bien ese sello tan distintivo del canal como el lenguaje soez o la violencia ya estuvo presente en la comedia Dream On (principalmente el lenguaje), fue con la serie creada por Tom Fontana donde esta agarró un nivel de crudeza mayor. Desnudos, violaciones y un alto contenido sexual significó que Oz fuera rotulada para mayores de 16 años en Estados Unidos.

HBO se centraba de lleno en un tema real con una profundidad que terminaría convirtiéndose en un sello distintivo, una marca de fábrica, el preámbulo necesario para The Sopranos, Six Feet Under y The Wire, entre otras. Con el inicio de Oz, comienza el despegue definitivo de una cadena que necesitaba algo diferente al resto. Acá lo logran.

Respecto a la serie, está supo mantenerse vigente durante seis temporadas con grandes críticas por parte de la prensa especializada. A pesar que con el paso del tiempo ha quedado eclipsada frente a otras producciones, este drama carcelario sin dudas tiene una página especial reservada en la rica historia del canal.

a-town-without-pity-1920

Sex and the City

Con el «estilo HBO» ya palpitándose con Oz, en 1998 la cadena busca el equilibrio, lograr un éxito de masas para coquetear no sólo con un sello claro, sino también con las luces.  Es por eso que decide dar rienda suelta a la adaptación del libro Sex and the City. La jugada sí que les resultó.

Rápidamente esta comedia romántica que transcurría en Nueva York logra transformarse en un verdadero fenómeno, siendo transmitida en diversos países y cosechando nominaciones a los premios televisivos por doquier. Sex and The City logra un hecho no menor para HBO, ya que se convierte en la primera serie del canal en ganar un premio Emmy gracias a su tercera temporada (año 2001). El resto ya es historia: filmes, una repercusión tremenda y sonrisas al por mayor.

375026 02: The cast of "Sex And The City," Season 2 Clockwise from top left: Cynthia Nixon, Kristin Davis, Sarah Jessica Parker and Kim Cattrall. 1999 Paramount Pictures

Resistida por varios (donde me incluyo), querida por otros, lo cierto es que la serie no logró dejar indiferente a nadie. Es que a la postre gozó del síndrome «fenómeno de masas», convirtiéndose en un producto altamente «mainstream» en donde el «o la amas u odias» es el juego a disputar.

Con ambas producciones HBO logró su cometido, patentar su ADN y convivir con la popularidad. Empieza a meter ruido, a generar debate, teniendo a partidarios de la violencia y sexo presentes en Oz y detractores escandalizados por la crudeza de las imágenes. A las mujeres en pie de guerra respecto a la frialdad de la comedia y a otras apuntando a que es parte de un círculo natural. Sea como sea, de aquí en adelante su camino comienza a ser clave en la historia de la televisión estadounidense y en el mundo seriéfilo.

Santificado sea HBO (II): La comedia como estandarte en el inicio de los 90′

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register