The Strain: Un misterio que vale la pena mirar

the strain

El pasado domingo 13 de julio, FX estrenó “The Strain”, basada en la trilogía del mismo nombre escrita por Guillermo del Toro y Chuck Hogan, la serie partió de buena manera en la audiencia, registrando unos 3 millones de espectadores. Respecto al piloto, varias cosas interesantes que apuntar. Lo claro, es que la sensación es bastante satisfactoria una vez visto el episodio, logra enganchar pensando en ver el próximo, algo fundamental a la hora de seguir con una serie.

Cristóbal Meléndez Martin

Era uno de los estrenos más esperados del mes de julio porque, entre otras cosas, tenía a cargo del proyecto a Guillermo del Toro. El director mexicano, conocido por cintas como “El Laberinto del Fauno” o “Pacific Rin”, llevaba a la pantalla chica la novela de terror sobre vampiros “The Strain” (La Amenaza). En su país natal, dirigió y escribió algunos capítulos de la serie “La Hora Marcada”. También, participó en la secuela inicial del capítulo de Los Simpsons”  Treehouse of Horror XXIV”. Ahora, en el drama de terror de FX, tiene un rol mucho más importante, siendo el co-creador y productor ejecutivo, además de haber dirigido y escrito el capítulo que analizaremos: Night Zero.

En el piloto vemos como un avión proveniente de Berlín aterriza con más de 200 pasajeros muertos y unos cuatro sobrevivientes, salvo el tema de quienes lograron salir con vida, el resto me recordó el primer episodio de esa gran serie y muy subvalorada llamada Fringe. Lo más inquietante, es que al interior de la nave área, se escapó un espeluznante criatura. Con New York como protagonista, el doctor Efraín Goodweather tomará riendas del caso. Me convenció Corey Stoll, actor que solamente he visto en House of Cards (gran labor como Peter Russo). Con una simpleza para desenvolverse, el especialista demostró, a parte de su rollo matrimonial, unas ganas de saber qué está pasando que hace involucrarte en su búsqueda. La relación que tiene con la Dra. Nora Martínez (Mía Maestro) es interesante, una mujer que también las oficia de soporte emocional. Por otra parte, tenemos a Jim Kent (Sean Astin), un compañero de equipo que al parecer sabe más que lo que aparenta, y al  profesor Abraham Setrakian (David Bradley), un judío que sí conoce a la perfección lo que pasa, siendo esa contra parte algo necesario para la lucha de los buenos y malvados. Por si no se acuerda, Bradley es el mismísimo  Walder Frey de Game of Thrones.

071314-the-strain-600

Sin duda, algo muy llamativo del episodio fue el misterio que logró crear respecto a la criatura y los roles de Eldritch Palmer (Jonathan Hyde) y Thomas Eichors (Richard Sammel), unos enigmáticos hombres que buscan quedarse con el “ataúd” donde viajaba la extraña figura. Claramente, estamos en presencia de una poderosa facción dispuesta a menazar a toda la humanidad. Para quienes no hemos leído la trilogía, se puede hacer confuso relacionar todo con los vampiros, pero Del Toro intenta dejar claro este punto a través de la sangre como vía de contagio del virus.

Otro detalle que me logró enganchar fue la metáfora relacionada al amor como acto fundamental para lograr expandir la amenaza. Tanto en el inicio, como en el final, una narración nos invita a relacionar ese sentimiento tan vital de los seres humanos, con lo que va a pasar. Los “muertos” tienen la misión de retornar a su vida e ir en búsqueda de sus familiares o aquellas personas donde el amor está presente. Llamativa forma de argumentar la expansión del virus, desde un punto de vista mucho más teatral. Sobre la dirección, creo que no hay nada que descubrir, el director mexicano no se guarda nada entregando solidez en todos los aspectos, algo que no vi, por ejemplo, con la fallada Believe de Alfonso Cuarón. La música, a cargo de Ramin Djawadi, alabado por su trabajo en Titanes del Pacífico, complemente a la perfección la tensión reinante.

En definitiva, el piloto de The Strain cumple a cabalidad; no se hace pesado, uno logra intrigarse, mantiene un ritmo de menos a más y no sale con referencias pretenciosas de todo tipo que lo único que hacen es confundir al espectador. El relato fue simple y sin grandes aspavientos, apuntando a una historia de terror con harta dosis sobrenatural y mitología bien actuada y dirigida, en donde te regalan inmensas escenas como la muerte de Bishop (imposible no acordarse de la gran Fringe) o la “resurrección” de los muertos en la morgue. Tener a FX detrás, por otra parte, también es un incentivo para seguir viéndola. Creo, queridos seriéfilos, que valdrá mucho la pena, porque leyendo más sobre el comic, no se trata de esos vampiros casi amistosos de otras series, acá la cosa va en serio.

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register