Balance de la cuarta temporada de Orphan Black: El genoma del letargo

orphan black

Jonathan Navarro

[Estimados, este análisis contiene spoilers. Si aún no están al día con la cuarta temporada de Orphan Black, es mejor que no sigan leyendo]

+++

Fue una tarea difícil. Titánica a nivel celular. No por la escasez de tiempo para hablar de la cuarta temporada de Orphan Black o por todos los hechos entregados por el drama científico. La historia protagonizada por Tatiana Maslany me dejó con una extensa sensación de meh…un desgano notable.

Un letargo único que me hacen apuntar con el dedo las participaciones de Adele y Susan Duncan. La hermana biológica de Felix y asesora jurídica de los Hendrix, quien más allá de sus constantes estados “arriba de la pelota” y la curiosidad por los secretos de su hermano, tuvo un paso irrelevante en esta temporada. Innecesaria. Por su parte la madre de Rachel tuvo sus hierros y se llevó el premio al personaje más ingenuo en un season finale. Su hija retomó el poder de la mano de la clonación y los agentes visionarios de Brightborn. Nunca lo vio venir. Naive.

Observar con detenimiento el 4×13 y ver uno de los instantes más WTF de Orphan Black gracias a Susan Duncan y su agonía ante la sublevación de Rachel para tomar el mando en la mesa directiva de Brightborn. La continuación de las copias humanas, monitoreos y experimentación humana.

El recuerdo de Beth

La mejilla de Sarah nos sorprendió en un principio. Un gusano robot dio cuenta del control del cual estaba siendo parte. Un link preciso para el elemento racconto. Ése que nunca falla y que propuso la presencia de nuestra primera clon: Beth.

beth

Se puntualizó el descenso y la crisis que sufrió la detective Beth Childs al sumergirse en el mundo neoevolucionista. En sus orígenes y la maquiavélica labor que llevó a cabo el también detective Martin Duko.

duko

Una memoria sobre Childs que transmutó en Manning con la breve caída de nuestra heroína. Llena de cuestionamientos al no ver la luz al final del túnel. Lo más concreto y sólido en la siempre notable performance actoral de Tatiana Maslany <3. Eso sí, su clon en versión M.K., la hacker y amante de las máscaras de la cuarta sesión, sostuvo este síndrome Meh.

Malone: Mártir

La mujer con el ADN original del “Clon Club”, Kendall Malone, madre biológica de Siobhan, en un intento de tregua con la compañía de investigación, Brightborn, se dejó llevar por el aroma de la emboscada. Fue nuestra mártir. La mejor escena de la temporada se la llevó este secundario y la ejecución a puro sonido por obra de Duko.

Tabla de porcentajes

Otorgando un % a cada personaje, les dejaré una tabla con los nombres que más extrañé tanto en presencia, fuerza y asertividad.

Helena: 90%. Se puede explicar su ausencia en una nueva búsqueda de independencia. En el deseo de no sentirse tan “cacho” en el tramo que vivió con los Hendrix. Su embarazo modificó su actuar. + Maternidad – Peligros.

helena

Art: 50%. El detective Bell reafirmó su lealtad con el “Clone Club”. El ex partner de Beth de a poco va limitando su carga en el drama de las mujeres duplicadas.

Donnie: 40%. Si bien tuvo una excelsa participación en la cárcel mientras estuvo acusado de venta de drogas, lo ofrecido por el papel de Kristian Bruun en la cuarta temporada de Orphan Black quedó al debe.

Despedida a la inmortalidad

Dentro de los misterios por desentrañar en la temporada de despedida está el increíble caso del Dr. Westmorland. El hombre uno de la neoevolución y gestor de los juegos de genomas, clones y enfermedades. Pilar esencial en las visiones del ojo robótico de Rachel.

La salud de Cosima está al límite y su posible salvación también pinta como ficha de cambio para la próxima sesión, y más aún, con la presencia de Delphine, salvada por Ian Van Lier, médico de Brightborne y saboteador en secreto de la carrera Evie Cho, la directora de estos laboratorios.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register