Balance de la cuarta temporada de Bates Motel: El triunfo del egoísmo

En el promedio sentí una falta de convicción en varios personajes. Concepciones livianas y sin propósito tajante. Tiempos mediocres desbordaron las habitaciones del Bates Motel.

[Amig@s seriéfilos, si todavía no han terminado la cuarta temporada de Bates Motel, es mejor que no sigan leyendo el artículo]

Quedé con gusto a poco. Me parece que los productores y guionistas de Bates Motel también. El paso cansino del drama A&E, con los intentos de Norman por mejorar su salud y el idilio amoroso de Norma con el sheriff Romero, aplastaron cualquier novedad.

En el promedio sentí una falta de convicción en varios personajes. Concepciones livianas y sin propósito tajante. Tiempos mediocres desbordaron las habitaciones del Bates Motel.

A continuación abordaré 3 ideas relevantes de la cuarta sesión de Bates Motel:

1-. La despedida de Norma

Hasta que se cumplió mi propuesta para esta temporada. De manera extrema e integral. Intoxicada por dióxido de carbono gracias a la escenificación suicida de Norman Bates, la querida Norma Louis Bates falleció en el final de temporada. Ya no habrá una presencia física del rol de Vera Farmiga, por ende no tendremos más llanto. El sufrimiento se lo encargarán a la cabeza de Norman y la proyección de esta madre estricta y sentenciadora que acompaña los impulsos psicóticos del joven protagonista.

http://i0.wp.com/pmcvariety.files.wordpress.com/2016/05/bm_410_04072016_sb_0150.jpg?crop=0px%2C399px%2C4928px%2C2744px&resize=670%2C377&ssl=1

Una salida acorde a todo el drama desbocado y la insensatez del rol de Freddie Highmore al ver el sorpresivo matrimonio de su madre con el sheriff de la ciudad. Sin duda acá ganó el egoísmo.

Extrañaré a Norma. Sus estados de ánimo. Las heridas abiertas y el humor de madre.

2.- Las decepciones

En el podio de los alicaídos aportes se encuentran Audrey Decody, la madre de Emma; el psiquiatra de Norman, Gregg Edwards y “Chick”, el enemigo de Caleb hasta la tercera temporada.

Vamos por orden. La pasajera participación de la madre de Emma tras su presencia en el 4×01 nos dio un bocadito repetido, pero interesante. Su muerte a manos de la segunda personalidad de Norman abrió una ventana a una nueva investigación. Otra procesión para diseccionar las jugadas de insanidad de Bates.

Sin embargo, recibimos un portazo. Se marchó tal como vino. Una madre ausente que “se marchó” sin despedirse. No valieron las sospechas de Dylan. Todo intento por dar con lo llamativo de la madre de Emma se esfumó. Débil.

http://vignette2.wikia.nocookie.net/batesmotel/images/b/b9/Gregg_Edwards.png/revision/latest?cb=20160308162750

Dr. Edwards. Muy de una prestigiosa institución psiquiátrica será, pero como especialista se quedó al debe. Impresionable y sin la potestad necesaria de secundario para ir más allá de los blackouts de su paciente Norman Bates.

“Chick” aportó su arte en vidrio para la casa de Norma y un consejo en tiempos de funeral a Norman. Gracias por participar.

3.- Los altibajos de Romero

Dejando de lado todo ese enmarañado y olvidable tema del lavado de dinero del ya fallecido Bob Paris y su otrora relación con Rebecca Hamilton, lo expuesto por el duro, pero enamorado, Alex Romero fue una entrega con altibajos.

La performance actoral de Nestor Carbonell explotó en su amor por Norma y la posterior sed de revancha tras la muerte de su mujer. Tragedia dulce para los seguidores de esta serie. Destino cruel en una nubosa temporada.

http://www.ew.com/sites/default/files/1463407546/Bates-Motel-003.jpg

Así que Bates Motel…nos vemos en 2017. Guardo la esperanza de que más bajo no se puede estar y que en su quinta sesión se corone la marca Bates.

1 Comentario

  • Alicia Reply

    3 agosto, 2016 at 11:43

    Tu análisis me ha dejado igual que tu percepción de Bates Motel. Ni pies ni cabeza.

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register