[Opinión] 3 ideas sobre el estreno de la quinta temporada de Homeland

Con “Separation Anxiety” se dio comienzo a la quinta sesión de Homeland. Un episodio que habla de una nueva vida, otro entorno para Carrie Mathison en la ciudad de Berlín. Y que aborda además la vulnerabilidad a la cual están expuestos los gobiernos y los gobernados.

Jonathan Navarro

1.- Estabilidad y rutina

La nueva vida de Carrie Mathison en Alemania pareció ser una pálida maqueta. No concebí a esta nueva jefa de seguridad de la Fundación Düring. La parte más débil en este reencuentro entre Mathison y sus fanáticos.

Hay que consignar la paz de nuestra protagonista. Fue capaz de andar en bicicleta e ir a dejar a su hija al jardín. Aprendiendo juntas el idioma. Nos llevaron a lo más cotidiano como una fiesta de niños. Rutina y normalidad.

Y Carrie en su cotidianidad debe velar por la seguridad de su jefe y líder de esta organización, Otto Düring. El rol de Sebastian Koch pretende ir a El Líbano para ayudar a los refugiados ubicados en las fronteras. Una mala idea según Mathison. Zona de guerra. Peligro enorme ante las buenas intenciones. Sin embargo, la perseverancia característica de nuestra protagonista la llevó a conseguir, no sin dificultades, un salvoconducto que le permita a la Fundación Düring hacer un poco de actividad filantrópica con alimentos y medicinas en un territorio dominado por Hezbolá.

2.- El sincero análisis de Quinn

Palabras como Siria, estrategia e ISIS han rondado con fuerza los últimos 28 meses en la cabeza de Peter Quinn. EL personaje preciso de este estreno quien con un sucinto y brutal análisis aniquiló la política de su país en la lucha contra el fundamentalismo en Medio Oriente.

El papel de Rupert Friend destacó que los enemigos de EE.UU.  han mantenido a lo largo de su vida la misma táctica. Desde siglos y bajo la lectura del mismo libro para erradicar a los “infieles” de la Tierra.

Genial intervención de este agente CIA, quien también arribó hasta Berlín en su lucha secreta y en las sombras por cortar las conexiones terroristas en un punto central de Europa.

3.- El espionaje en exposición

La quinta sesión de Homeland comenzó con un error de proporciones en la agencia CIA de Berlín. Prácticamente un golpe de suerte y una “vulnerabilidad” en el sistema de la agencia norteamericana permitieron el ataque y robo de un programador de un sitio de webcams sexuales. ¿El botín? Más de 1300 archivos sobre la relación entre Alemania y EE.UU. y un plan de espionaje a la población. Suculento material para subir a la red y dejar expuestas las prácticas de control de un país.

Motivo suficiente para el traslado de Saul Berenson a Alemania, colaborar en las faenas de Quinn y de paso tener un áspero reencuentro con Carrie tras la “traición” profesional acontecida en Pakistán.

En definitiva me agradó este 5×01 de Homeland. La combinación de brutal honestidad y eficacia en las acciones de Quinn le dan una interesante brisa a la serie, en medio de este tanteo de la nueva Carrie en su rol de jefa de seguridad de Otto Düring.

 

[Especial] 5 hackers en series de TV

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register