10 puntajes sobre la segunda temporada de Daredevil

tercera temporada de Daredevil

Me dejaron conforme los 13 episodios. Con exceso de ninjas, corporaciones secretas y diálogos, (en especial de Elektra), movedizos y variables al paso de un tris. Aquí les dejo mis puntuaciones sobre la segunda sesión del Diablo de Hell’s Kitchen.

Jonathan Navarro

Aún estoy digiriendo la segunda temporada de Daredevil. Dándole vueltas a los buenos momentos de la sesión 2. Me dejaron conforme los 13 episodios. Con exceso de ninjas, corporaciones secretas y diálogos, (en especial de Elektra), movedizos y variables al paso de un tris.

Acá les dejo mis puntajes sobre la segunda temporada de Daredevil:

[OJO Spoilers: Para los que aún no terminan de mirar la segunda temporada, les recomiendo no seguir leyendo]

10.- La aceptación de otros métodos

Primero hay que persignarse. Luego golpear a los malos, entregarlos a la justicia y estar a la expectativa sobre el rol de la justicia. El factor religioso de Daredevil lo hace acreedor de una consigna clara: No matar.

Sin embargo, gracias a The Punisher, el rol de Charlie Cox entró, persignación mediante, en la variabilidad de su regla fundamental. Comprendió los métodos agresivos y homicidas de Frank Castle. Incluso los validó. Arriba la flexibilización del Diablo de Hell’s Kitchen.

9.- Un pasillo con The Punisher

Los pasillos y las peleas en desventaja son un romance que perdura en Daredevil. El mejor representante en este ámbito fue Frank Castle y su sentido de sobrevivencia ante los más rudos de una cárcel. Ira y técnica militar para seguir su camino de corrección.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

8.- Melvin, el gladiador del vestuario

Me cae bien Melvin Potter. El creador de los trajes de Daredevil y Elektra ya dio a conocer toda su fuerza física en la primera sesión. En esta parte de la historia continuó con su reclusión y la creatividad en el diseño del traje de nuestro héroe principal. Lo más relevante fue un breve adelanto de su propia vestimenta, la de “Gladiador”.

Creo que merecemos una tercera temporada con una presencia más activa del rol de Matt Gerald. A la par de los vigilantes de la ciudad.

7.- El sello

Aumentó la cuota de brutalidad. No hubo miedo a las fracturas, la sangre, enormes magulladuras o ejecuciones. Debemos esta nota en gran parte a la mente fría de Frank Castle y el alma de Elektra Natchios por castigar con todo a sus amenazas. El juego de los verdugos funcionó para ellos.

6.- La faena física

Chris Brewster y Lauren Mary Kim fueron los dobles de acción de Daredevil y Elektra, respectivamente. Intensas coreografías de peleas explicaron su calidad como artistas marciales. Destreza intensificada en esta sesión gracias al gran número de criminales de Hell’s Kitchen y el fiel contingente de la organización “The Hand”.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

5.- La maldad cosmopolita

Cinco puntos para la variopinta ruta de venganza de Frank Castle. La interpretación de Jon Bernthal nos dio un breve mapa del crimen de Hell’s Kitchen con la banda irlandesa, los “Dogs of Hell” y la gente de “El Cartel”. Diversos códigos y rituales de banda que quedaron hechos escombros. Las consecuencias de haber asesinado a la familia de un ex marine.

4.- Foggy y una presentación para el éxito

Nelson estuvo en una constante posición incómoda. Resguardó con lealtad la segunda identidad de su mejor amigo. Situación que mancilló su relación profesional y personal. Hubo un quiebre, pero también un triunfo.

Luego de hacer la presentación de la defensa de Frank Castle ante el jurado de la ciudad, muchos ojos se posaron en la labor de este abogado. Con el trabajo de Marci, Foggy consiguió una propuesta formal para integrarse al estudio de abogados de Jeri Hogarth, personaje fundamental en la serie amiga Jessica Jones. Cuatro puntos a las leyes y la aparición del rol de Carrie-Anne Moss.

3.- Los planes a largo plazo de Wilson Fisk

Un tres para la acotada participación de Wilson Fisk. La cárcel no le viene a un pez gordo como Fisk. Eso sí, el primer enemigo de Daredevil demostró su ambición y escuela para crear poder desde el cautiverio. Engañó y jugó a ganador. Bajo la mirada del largo plazo, el papel de Vincent D’Onofrio promete para las próximas entregas de Daredevil y en particular, con su intención de dar con los puntos débiles del abogado Matt Murdock.

2.- Karen Page: Multifacetas

La asistente legal de la oficina de Nelson & Murdock tuvo una participación de lo más variada en la segunda temporada. Pasó de exhaustiva colaboradora de las leyes a escritora del perfil de The Punisher. Dio un paso adelante en su relación con Matt y conoció el alter ego de éste. “I’m Daredevil” aún resuena como frase final en el rostro de una Karen Page que hizo de todo un poco con el lema “quien mucho abarca…”.

1.- Elektra y su cielo nuboso

Demasiada información que satura. Ellie, como la llama cariñosamente Stick, se abochornó con la verdad. Es un arma para el grupo “La Mano”. Se unió a Daredevil para apalear a los malos y dirigió de muy mala forma su proyecto revanchista con su mentor.

Claro, sus deseos de sangre por la traición de Stick valieron nada con una sensata explicación de Matt. La invariabilidad y la falta de convicción pesaron en el personaje que acompañó en gran parte de la sesión a nuestro protagonista. Alabo su instinto, critico su pensar.

 

[Opinión] Daredevil: 5 momentos de brutalidad – Puro Series

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register