[Opinión] 10 notas sobre el final de la segunda temporada de How to get Away with Murder

how to get away with murder

Resumen del 2×15 en puntajes sobre los acontecimientos y personajes sobre la despedida How to get Away with Murder en su segunda temporada. Iluminan esta opinión la historia de crecimiento profesional de Frank Delfino y la catarsis familiar de Annalise sobre una época turbulenta.

Jonathan Navarro

10 para el mejor, 1 para lo más bajo. El 2×15 de How to get Away with Murder se enmarcó como el episodio para cerrar los variados círculos que generó esta serie. Desde el vigente duelo maternal de nuestra protagonista hasta el caso Hapstall. Pasando, obviamente, por los principios en la historia de Annalise y Christophe, el actual Wes.

Aquí les dejo mi puntaje sobre los acontecimientos y personajes respecto el final de la segunda temporada de How to get Away with Murder.

10.- Se vende Frank Delfino

Desde la confesión a Laurel sobre su asesinato contra Lila, Frank Delfino perdió el factor misterio que siempre lo caracterizó. Pero ganó en emocionalidad e impacto colateral por sus movimientos en el pasado.

 

 

El papel de Charlie Weber traicionó a su jefa. En sus tiempos primarios como asistente de Annalise y en el marco del caso del hijo del magnate Wallace Mahoney, éste facilitó una escucha ilegal y le dio una ventaja al famoso empresario para conocer los movimientos de Keating. Un “accidente” de tránsito sacó del juego a la abogada quien de paso perdió a su hijo y dejó sin efecto sus tácticas para acusar al representante de los Mahoney.

Una venta de alma costosa. Lo mejor.

9.- Anne Mae en persona

Fue una mezcla perfecta entre lo cómico que puede llegar a ser tu madre, y la decepción que puedes sentir por tu padre. Annalise se apartó del caso Hapstall y su extraña relación con Wes para aclarar su cabeza en el seno de su hogar. Allí volvió a ser Anne Mae.

8.- La pasión inesperada

Parecía imposible, pero la creación de Shonda Rhimes reunió amorosamente a dos compañeros disparejos. Entre el penúltimo y último episodio vimos a Michaela y Asher en una intensidad casi prohibida que vale un 8. Me agradó esa intensidad con culpa entre colegas.

 

 

7.- Usted es mi padre

Impactante los últimos segundos de esta sesión. La supuesta paternidad de Wallace Mahoney motivó a Wes a encarar al empresario. Bastó un “usted es mi padre” para detener el tiempo, aguardar por la reacción y sentir cómo se construye una nueva historia. De las clásicas de How to get Away with Murder.

 

 

Pero un disparo secreto acabó con la vida de Mahoney frente a los ojos de Gibbins. Un caso que bien podría acaparar el tiempo de la oficina de Annalise Keating en el futuro.

6.- Los resguardos de Sam

La culpa del joven Frank Delfino tras el accidente automovilístico generado por Mahoney se explayó ante el entonces marido de Annalise. La sinceridad era lo único que le importaba. Una confesión liberadora. Sin embargo, Sam optó por el silencio. El descanso de su mujer tras la pérdida de su hijo. Un “seguro” que años después lo escogió en una instancia límite con Lila.

5.- La resolución del caso

En mitad de tabla la colaboración de Philip Jessup para aclarar los hechos del homicidio de los Hapstall y entregar como gran culpable a Caleb. Las evidencias conseguidas por el hacker explicaron la presencia del amante del running en los puntos del crimen. Quien por pura apariencia y personalidad lucía como el homicida, terminó siendo el héroe de la jornada. Acá nada es lo que parece.

 

 

4.- Oliver se queda

Me gusta que Oliver se entusiasme cada vez más con la vorágine que se vive en la oficina de Annalise. El derecho y las defensas por coordinar. Eso vende más. Por sobre la intención de Connor por emigrar a Stanford. Por lo menos su novio ya falsificó una negativa para asistir a esa universidad.

3.- Nate en forma de ladrillo

Aquí la aprobación es baja. Como la actuación de Billy Brown en la casa de la madre de Annalise. Esa incomodidad ante tanta pregunta de la familia de la abogada confirmó que este actor las hace de robot. Una performance sin sangre.

 

 

2.- El fiscal derrotado

Deben existir los ganadores y los perdedores. El caso Hapstall dio como ganador a la estrategia legal de Keating. ¿El derrotado? el fiscal Todd Denver quien usó todas las maromas para acusar a los cachorros de Annalise, y nada le resultó.

1.- El adiós de Caleb

Secuestro y suicidio. Así se dio el desenlace para quien fuera una pareja ocasional de Michaela Pratt. De manera silenciosa. Huyendo. Sin nada por aportar al final de su violenta historia criminal. Aquí el guion suicidó a Caleb, y de la manera menos prolija que se pudo haber pensado.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register