How I Met Your Mother: Doble Episodio 9×01 “The Locket” y 9×02 “Coming Back”

Al fin ha vuelto la serie de los 5 amigos inseparables. How I Met Your Mother estrenó la novena temporada con un episodio doble, uno que nos invita a conocer a “La Madre” y a ver cómo se empieza a desarrollar el fin de semana en la que ocurrirá la boda de Robin y Barney.

Lya Muñoz (@lyafran) 

The locket

El capítulo comienza con Lily y Ted dirigiéndose hacia Farhampton, un viaje del terror para la colorina por todas las paradas e itinerarios que Ted tiene preparados, que hace que Lily le exija al arquitecto que la lleve a la estación de trenes más cercana para irse sola. Mientras,  Marshall está histérico en el  avión con Marvin, a punto de despegar hacia Nueva York, tanto que empieza a molestar a la señora del asiento conjunto porque necesita desahogarse  porque le tiene que decir a Lily que aceptó el puesto como juez  y no  podrán ir a Italia.

Robin y Barney están nerviosos de que algún lunático de la familia les arruine la fiesta, pero se dan cuenta de que podrían ser primos al nombrar ambos a un primo lejano que probablemente es el más loco, que finalmente tienen en común. Información que les hizo pensar que era “asqueroso” estar juntos, aunque con la mente retorcida de Barney pensé que aquello le parecería exitante.

Lily se sube al tren con un aspecto terrible porque está sola, aburrida y no ve a Marvin hace una semana. Justo le llega una notificación de que la mamá de Marshall ha posteado una foto en Facebook, pero decide no verla porque sabe que es algo relacionado con que no quiere que se vayan a Italia, y menos mal no lo hace porque es un “adelanto” de lo que le tiene que decir Marshall. Él aún más histérico intenta decirle a su mamá que borre la foto donde sale como juez, porque si lo ve Lily se meterá en muchos problemasm, pero termina molestando a la señora del asiento de al lado. Mientras Lily conoce a “La Madre”, quien al verla tan sola y triste, le ofrece una galleta.

     

Lo forzado de este encuentro es el nivel de compatibilidad entre Lily y la chica extraña del tren, porque tienen los mismos vocablos, se sientan a comer y cotorrear como si fueran amigas de toda la vida e incluso se burlan de Ted por ser tan excéntrico, aunque la futura novia comparte una que otra rareza con Ted.  A Marshall, como era de esperarse, lo sacan del avión junto con la señora por armar problemas y termina complicandolo todo.

Luego de la conversación con “La Madre”, Lily se da cuenta que quizás Ted hizo todo lo del viaje para deshacerse de ella y poder ir a buscar el relicario de Robin a Los Ángeles, donde vive su exprometida que puede tener el collar. Lily se apura para llegar antes a Farhampton, pero cuando llega Ted ya está con Robin, entregándole el regalo, pero resulta ser una foto grupal de los amigos. Aunque nos queda la duda de si él fue o no a busar el collar.

 

Coming back

Uno de los personajes notables del capítulo es “Curtis” el señor del mostrador que se compadece hasta la ridiculez de la soltería de Ted. Además, vemos que Lily se desmorona al saber que Marshall perdió el vuelo, así que su plan maestro es embriagarse para no pensar.

Marshall está aún peor porque una tormenta se acerca y no hay vuelos el fin de semana que vayan a Nueva York, así que se ve envuelto en una pelea con la señora del avión, para ver quién llega primero a la ciudad.

Mientras James, el hermano de Barney,  cuenta que él y su esposo Tom van a divorciarse (porque como buen Stinson le fue infiel varias veces), Robin tiene miedo de que si Barney se entera, se arrepentirá de casarse porque la única pareja  que ha visto que ha sido exitosa en el matrimonio era la de su hermano, el único que había hecho que la Maldición Stinson (de calentarse con lo que se mueva), desapareciera. Pero una ebria Lily deja caer la bomba y Barney sale disparado, aumentando la inseguridad de Robin.

En realidad Barney fue  a limpiar la habitación de James, porque había hecho un arreglo especial con una torta de novios porque ese fin de semana justo estaría de aniversario con Tom. Un arreglo bastante exagerado, típico de Barney,  que saca una que otra sonrisa.

El siempre confiado y tierno Marshall, luego de discutir, luchar contra su orgullo y dejar de lado su lado medioambientalista, logra subirse a un auto con la señora del avión rumbo a Nueva York. Robin y Barney consuelan a James por su divorcio y Ted se hace una promesa: en un año más llevará a su amor al mismo hotel, algo que le  hace pensar que buenas cosas se vienen para su relación amorosa. Una pareja que promete.

  

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register