El terror juvenil de los 90: El aporte de “¿Le temes a la oscuridad?” y “Escalofríos”

le temes _phixr

Nickelodeon y Fox Kids dieron cabida a estas series. Apuestas que iban por explotar los mitos urbanos y las historias de horror de la ciudad. Y las redes sociales, en su afán recordatorio, resucitaron a estos programas por unos momentos, y su protagonismo en la parrilla programática de los canales infantiles.

J.N.G. (@BartonWBickle)

La red social Twitter tuvo durante varios días el hashstag “#Nofuistedelos90sino”. Y en la atmósfera twittera, en ese afán de entregar tus recuerdos, memorias y anécdotas en referencia a la década de 1990, se rememoró el aporte de los canales infantiles de TVcable de Nickelodeon y Fox Kids.

Porque mucho antes de las sitcoms de estilo familiar de Disney, Nickelodeon la rompía con Rugrats, Rocko, Los Castores Cascarrabias y Hey Arnold. Unos mejores que otros.

Asimismo fue el tránsito de la desaparecida cadena Fox Kids con las emisiones de X-Men, El Mundo de Bobby y el Hombre Araña.

Pero hubo algo que unió más a estas cadenas: Las dos incursionaron con series anacrónicas, protagonizadas por jóvenes, los cuales interpretaban historias de terror y suspenso. ¿Le temes a la oscuridad? (“Are you afraid of The Dark?”), en Nickelodeon y Escalofríos (Goosebumps) en el canal satélite de Fox, fueron parte de las propuestas televisivas durante aquella década.

Hermanos por la moraleja

¿Le temes a la oscuridad? fue un producto extraño. No por eso menos efectivo, pues estuvo desde 1990 hasta el 2000 al aire, y con siete temporadas que avalaron los esfuerzos de su creador D.J. MacHale.

Esta serie de origen canadiense-estadounidense se basaba en un grupo de amigos que se juntaba a contar historias de miedo. “La Sociedad de la Medianoche” fue la agrupación y el motivo de cada personaje para exponer sus relatos a aprobación.

Con creaciones interpretadas por jóvenes (En muchas ocasiones hermanos), las narraciones de los miembros de la “Sociedad de la Medianoche” buscaban transmitir moralejas por medio del suspenso. Además del temor a lo desconocido, se intentaba transmitir el valor de la hermandad, amistad y el compañerismo. Generalmente con desenlaces livianos, con el antagonista disminuido en su desdicha.

Esta serie redondeaba emisiones que buscaban el terror de los espectadores, prácticamente siempre en positivo. Siempre entregando una solución al problema. Seduciendo a la audiencia con fantasmas que no saben que son fantasmas, niñas encerradas en una extraña casa de muñecas y jóvenes que deben enfrentar a un virus de computadora.

Aquí una muestra de ¿Le temes a la oscuridad?:

Opening memorable

Al igual que “Are you Afraid…”, Escalofríos también fue una serie de origen canadiense. Entre 1995 y 1998 “Goosebumps”, pasó las creaciones, guiones y libros de Robert Lawrence Stine hacia la pantalla chica, con sucesos paranormales, fantásticos y con un especial toque de horror.

El estilo que instauró en sus cuatro temporadas se sustentó en cómo los protagonistas podían quedar encerrados en su propia pesadilla. El triunfo del lado oscuro. O al contrario, si es que el personaje principal salía airoso de su conflicto, se maximizaba la pesadumbre, lo terrorífico y lo miserable que podía llegar a ser la existencia de los antagonistas.

La serie producida por Hyperion Pictures y Protocol Entertainment, y que se divulgó entre niños y jóvenes de la segunda mitad de la década de 1990, se hizo conocida además por su notable opening.

Y dentro de los finales memorables, se destaca el octavo episodio de la primera temporada. “Las lecciones de piano pueden ser mortales”, donde la eternidad marcará la existencia de uno de los personajes. Aquí el episodio:

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register