[Especial] El Fantasma Escritor: El espectro buena onda de los suburbios de Brooklyn

Con un poco de nostalgia y algunas imágenes del otrora canal Discovery Kids es que se llegó al desmenuce de esta nube amigable de Brooklyn. Con una propuesta cosmopolita de aventura y misterio juvenil, El Fantasma Escritor (“Ghostwriter”) tuvo 19 episodios entre 1992 y 1995, entre los cuales se expuso algo de matonaje escolar, drogas y conflictos de amistad.

Jonathan Navarro

Luego de mirar en reiteradas ocasiones el clip de presentación para el público latino de El Fantasma Escritor (“Ghostwriter”), y recordar los tiempos frente a la parrilla de Discovery Kids, lo único que me queda es reír. Su intro arrítmica para este lado del continente mella en parte el atractivo de una serie que tuvo entre su elenco al actor Samuel L. Jackson (Nick Fury en “The Avengers”), como padre de Jamal.

Imagen de previsualización de YouTube

[¿Qué les pareció el tema principal?]

Ya pensando en frío sobre el argumento, el conjunto de amigos compuesto por Jamal (Sheldon Turnipseed), Alex (David López), Tina (Tram-Anh Tran), Gaby (Mayteana Morales) y Lenni (Blaze Berdahl), podrían haber sido vistos como una manga de jóvenes drogadictos, en estado demencial, por ser capaces de relacionarse con un fantasma, el cual además era atípico, uno que le encantaba tomar letras y dar pistas sobre sus sensaciones y su entorno. Este espectro llegó a cambiar la pesada carga de miedo y terror que poseen muchos de sus colegas.

Entre 1992 y 1995 esta historia producida por Children’s Television Workshop y la BBC, y que ponía en su reparto una propuesta de reparto cosmopolita, se ocupaba de plasmar temas como las diferencias de opinión entre amigos, la discriminación, el matonaje escolar y las drogas (2×08, ¿Qué pasa Alex?). Uno de los episodios más atractivos es donde la hacker “Max Mouse” desordena con gran estilo a toda la Escuela Hurston (2×06: “¿Quién es Max Mouse?”). Gran personaje que puso en pantalla las primeras maldades por hacer con el Internet de mediados de los 90.

Imagen de previsualización de YouTube

La variación del elenco en tres temporadas con un número de 19 capítulos (los cuales se dividían generalmente en cuatro partes), llevó al Fantasma Escritor a ser una mezcla llamativa de misterio, aventura y comedia, la cual, por lo menos en su versión latina y de presencia aleatoria en la parrilla de Discovery Kids, trascendió como producción ante series de terror y suspenso de la competencia.

Sin embargo, en pleno desarrollo de la tercera temporada de El Fantasma Escritor en 1995, los ajustes de presupuestos hicieron desaparecer de inmediato a este espectro. Un corte que sirvió para crear su leyenda seriéfila. Para tenerla en cuenta como una de las buenas historias que en algún punto de los 90 contó la televisión.

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register