Doble review Pulseras Rojas: 1×02 y 1×03

pulserasrojas

Los problemas cardíacos de Nacho y las constantes apariciones de Lucas marcaron los últimos dos capítulos de la nueva apuesta nocturna de TVN, donde las ganas de salir adelante siguen siendo el motor principal de esta conmovedora historia.

Juan Carlos Muñoz (walasbishop)

Pulseras Rojas es magia, calidad y esperanza. Sin duda, TVN dio justo en el clavo con su nueva apuesta nocturna, la cual postula como una de las mejores series que hemos visto en la televisión abierta en los últimos años.

Es que la historia golpea fuerte y nos hace pensar en la vida misma. En los problemas por los que a diario reclamamos, sin pensar en un mundo donde los dramas y complicaciones sí tienen justificación y razón de ser. Más allá de toda la puesta en escena, el hilo conductor y las extraordinarias actuaciones, el fuerte poder de reflexión que genera es uno de los aspectos más destacables.

Y es que en la búsqueda extrema por encontrar a los seis Pulseras Rojas, Lauturo y Sebastián se las sufrentodas con sus propios inconvenientes, los mismos que deben enfrentar Marco, Cristina, Lucaslautaro y Nacho, el pesote que finalmente termina mostrando su lado más amable al darse cuenta de la vulnerabilidad de su corazón.

Sin embargo, el “imprescindible” Lucas es quien marca los pasos y le da sentido a la historia. El pequeño que lleva más de un año en coma es quien junta al resto de los chicos y los impulsa a seguir adelante en su incansable lucha contra sus enfermedades.

Y en esa onda, el pequeñìn se reúne con el resto del clan cuando estos están entre la vida y la muerte. Y eso bien lo sabe Sebastián, quien mientras le realizaban la cirugía para cortarle su pierna y sacarle el maldito tumor que lo aquejaba, se encontró con Lucas, quien además de darle ánimo a su nuevo amigo, aprovechó de enviarle un mensaje a su mamá para que no se sintiera culpable por el accidente que lo dejó en ese estado.

Por otro lado, también se dejó entrever la buena onda de Lautaro y Sebastián con Cristina, la chica del grupo, quien se encuentra en el hospital por un problema con su alimentación. Ella se siente gordita cuando en la realidad está en los huesos. ¿Habrá alguna disputa amorosa por el corazón de la chiquilla en el futuro?

ENCUENTRO PULSERASOtro que agarró protagonismo en estos últimos capítulos fue Marco, el “inteligente” del lote, quien ingresó se unió al resto debido a que tiene la habilidad de conversar con Lucas.

¿Cómo? Tal cual, pues ambos pueden escucharse y conversar sin problemas, lo que le da todo el mérito para ser uno de los Pulseras Rojas.

Eso sí, lo que ocurre con Nacho es lo que le da un valor a esta serie. Un chico petulante e insensible que creía sabérselas todas y que nunca le pasará nada. Por lo mismo, se cree con el derecho de insultar a quienes tienen alguna deficiencia. ¿Suena conocido, no?

Sin embargo, todo cambia cuando se entera que podría tener una complicada enfermedad en su corazón. En ese momento, su actitud con Lautaro, de quien se había burlado por no tener una pierna, cambia del cielo a la tierra y entre el grupo como el “mino” de Pulseras Rojas.

Sumando y restando, lo que engrandece a esta serie es que muestra lo mejor y lo peor de nuestra sociedad, y nos hace pensar en un mundo que, a pesar de las piedras que se interponen en el camino, puede ser mejor. Esperanza hay, muchachos.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register