Cuando Jonathan Demme nos maravilló en The Killing

the killing

El pasado 26 de abril falleció Jonathan Demme, director de cine cuyas obras más reconocidas son “El Silencio de los Corderos” y “Philadelphia”, entre otras.

1493218954_903076_1493219585_noticia_normal

Con pesar el mundo del espectáculo despidió a una de las figuras más queridas de la industria, el cual logró gracias a sus cintas obras de arte que muchos no olvidarán. En televisión, el estadounidense también dejó su huella.

Fue con The Killing, aquella serie bastante infravalorada. En la producción protagonizada por Mireille Enos  y Joel Kinnaman, el director dijo presente dirigiendo dos espectaculares episodios.

El primero de ellos fue durante la tercera temporada. Reckoning, el 3×09, fue un episodio clave de ese tercer ciclo. En esplendor vimos a un Holder devastado, dejando de lado su lado más duro para sorprendernos con un hombre sensible y afligido tras la muerte de Bullet (un interesante rol interpretado por Bex Taylor-Klaus). Además, contiene alta dosis de Peter Sarsgaard, quien gracias a Seward logró profundizar una trama brutal.

Fue no obstante, con Eden, donde Jonathan Demme nos regala una pieza de culto en la historia de las series. El final de la cuarta y última temporada The Killing pone al director en toda forma. Acá el llamado “rey del close-up” hace honor al apodo gracias a unas tomas geniales. Llanto, tristeza, rabia, ira, desolación, brutalidad, todo eso reflejado en el rostro de los actores. Personajes mirando directamente a cámara, llevándote por un viaje de sensaciones incalculables.

kyle season finale

sarah

Jonathan Demme contribuyó para que la serie tuviera un desenlace por todo lo alto, con una mezcla de sutileza y franqueza que pocos pueden lograr. Un salto de calidad que mínimo se debe recordar.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register