Bienvenida a las grandes, Better Call Saul

better call saul

¿Cuándo empieza la cuarta temporada? ¿Ya estamos en 2018, cierto? ¿Y sobre 2017, es Better Call Saul la mejor serie de lo que va del año? ¿Viste el final de temporada? ¿En caso que no, sabes que acá hay spoilers?

Por Cristóbal Meléndez Martin

Better Call Saul ha concluido su extraordinaria temporada, un ciclo redondo de principio a fin, sin puntos bajos y con una calidad que va creciendo cada vez más. Y no, no se trata de que las entregas anteriores hayan sido malas, sucede que lo que vimos en esta tercera sesión es sencillamente espectacular. Y es que como decía en un artículo titulado “El don de la paciencia”, está serie estaba destinada a convertirse en una de las grandes.

La transformación de Jimmy McGill a Saul Goodman avanza a pasos agigantados dejando en el camino un cúmulo de interesantes detalles sobre la vida de este abogado. Jimmy va demostrando una miseria que a pesar de sus remordimientos no deja de ser eso, acto tóxico tras acto tóxico encubierto en un “show de espectacularidad” como bien le dice Chuck. El hombre sabe como manejar los hilos a perfección, siendo un manipulador por excelencia para conseguir lo que quiere, sin importar los costos que eso conlleva. Lo hizo con su hermano, lo hizo con la tierna e inocente Irene. Y pesar que busca, en el fondo de su corazón, demostrar que algo de bondad tiene, su destino indudablemente parece estar escrito.

Así se fue manejando esta temporada con Jimmy perdiendo su licencia de abogado por un año y empezando a ser ingenioso para ganar dinero, lo de Irene y Sandpiper fue una jugada desesperada cuando sus comerciales no estaban obteniendo clientes. Sin embargo logró algo esencial, el nacimiento del nombre Saul Goodman. Lo de Bob Odenkirk, por lo demás, es digno de un Emmy. La mejor actuación masculina de lo que va del año.

DAD237hXsAId2Hw

El resto de las tramas estuvieron geniales, con regresos y apariciones necesarias, más la consolidación de personajes como Chuck y Kim.

Todo ello lo analizamos en mi siguiente balance:

Lo bueno

A Jimmy con un pie y medio de ser definitivamente Saul Goodman se suma todo lo relacionado con el mundo del narcotráfico. La llegada de Gus Fringe dotó a la serie de esa “identidad Breaking Bad” que se pedía a gritos. Todo el juego de confianzas con Mike fue notable, terminando con un apretón de manos. ¿El objetivo común para llegar a esto? Don Héctor Salamanca. Haberle dado hartos minutos al rol de Mark Margolis fue un gran hallazgo, ya que la historia de este desagradable capo de la droga se fue convirtiendo en algo esencial para su desenlace. Saber por qué andaba en un silla de ruedas no era de las preguntas fundamentales al comenzar la serie, no obstante se hizo importante cada vez que avanzaba la presente temporada. A destacar la genial escena de Nacho cuando cambia las pastillas en el restaurante que funcionaba como fachada para el negocio.

better-call-saul-lantern-photo010-1497641377613_1280w

La relación entre Héctor y Gus, más el rol jerárquico de Don Eladio, entregaron varios compases que llevan tu imaginación hasta la cuarta temporada de Breaking Bad. Esa tensión que se respira a cada momento de sus intervenciones es notable, en una nueva excelente dirección por parte de Vince Gilligan y compañía. Claro está, no obstante, que Better Call Saul no tiene nada que envidiarle a su serie “madre”.

Hablaba de la consolidación de personajes como Chuck y Kim, quienes vivieron las dos caras de la moneda: el éxito y el fracaso.  El rol de Michael McKean podría decir sin sorpresa para nadie que se roba el show. Es que sencillamente esta es la temporada más sólida de Chuck. El ascenso y el ocaso como estandarte. Chuck logró quitarle la licencia a Jimmy pero pagando un alto costo, quedando en evidencia que su condición no era tal. Esta “locura” que se le apuntaba terminó rompiendo lazos con Howard y el bufett, generando más miradas extrañas de su ex mujer y quedando jubilado en medio de problemas de identidad . Actuación profunda y concisa la de McKean. Despertó ese gigante dormido.

Kim, por su parte, saboreó el éxito en Mesa Verde y otro caso importante, obviando que el exceso de trabajo casi le cuesta la vida. En parte comienza a sentir el peso de estar al lado de Jimmy y su mundo tóxico, aunque sobre el final es enfática en apuntar que la responsabilidad de su caída es suya. ¿Kim realmente está a gusto al lado de un hombre cuya vida genera más dudas que certezas? A pesar que puede sin problemas repetirse una película arrendada en Blockbuster con él, algo en su rostro comienza a reflejar molestia y/o decepción.

Lo bonito

Las apariciones de Francesca y Huell merecen una línea importante en este balance de temporada de Better Call Saul, sin dudas.

Y entrando más en profundidad, resulta hermoso esa capacidad que tiene Gilligan y Peter Gould para ir construyendo todo de forma bastante orgánica. Nada resulta el azar, cada pieza está puesta con sentido, con una coherencia que abruma. En ningún minuto sale la pregunta ¿esto en qué calza con Breaking Bad? Ni hablar del ritmo y la potencia para contarlo. Grandes, demasiado grandes.

Lo malo

¿En serio?

El capítulo

5-chibetter-call-saul-episode-305-jimmy-odenkirk-4-935

Lo de “Chicanery” (3×05) es brutal. Para aplaudir de pie. Para maravillarse una y otra vez.

Todo lo que va transcurriendo en el “juicio” a Jimmy es una oda a la buena dirección, la intensidad emocional y las muy buenas actuaciones. El careo entre los hermanos McGill es poderoso, de un mensaje y trasfondo clave para ir comprendiendo ambos roles.

Ojo con “Fall” (3×09) también, el verdadero Jimmy en acción. Ver a Irene ganando el bingo ante el desprecio de sus amigas te parte el alma. Uff, Jimmy, cuántos nos hiciste sufrir.

better-call-saul-falls_0001_Layer-4

El final

Esta arista, indudablemente, nos traslada a esa escena final en la casa de Chuck. El ocaso y caída de este abogado se hace realidad una vez que lo desenmascaran en la corte y lo sacan del buffett que el mismo había construido, la locura se hace presente. Su despedida (¿por qué claramente es eso, no?) con el hogar quemándose nos hace reflexionar sobre su actuar durante la serie. ¿Era un cabrón el hermano mayor de Jimmy? Claramente no era la persona más agradecida con él, porque a pesar de las manipulaciones o problemas de este, finalmente fue el primero en cuidarlo. Además todo lo sucedido en el juicio no fue más que una reacción/acción. Una podrá contra-argumentar lo de Mesa Verda y el cambio de número por parte de Jimmy, pero esto se suma a las distintas complicaciones de esta relación que tenía de todo, menos un sentimiento verídico. Había mucho de hipocresía en Chuck y un deseo constante de revancha para demostrar que el era más inteligente que el resto. Su legado por sobre las relaciones.

En ese sentido Chuck se transformó en un personaje exquisito, con muchos matices que supieron explotar de gran forma. En caso que muera, no cabe duda que el impacto será tremendo para lo que viene.

Conclusiones

  • A pesar que ya todo esta dicho, es importante recalcar el excelente nivel de la temporada, en donde supo cuajar los elementos necesarios para transformarla en una relato mágico.
  • Bob Odenkirk regala una actuación para enmarcar.
  • Y Michael McKean no debiese quedar atrás.
  • Reafirmo la pregunta del inicio, ¿Cuándo empieza la cuarta temporada?
  • Bienvenida a las grandes, Better Call Saul.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register