Balance segunda temporada de Narcos: el espiral de Pablo

pablo-escobar

Si en la primera temporada vimos el ascenso de Pablo Escobar, en este segundo ciclo fue el turno de la caída. Los tiempos expiraban en contra del “capo” del narcotráfico por lo cual su desenlace estaba a la vuelta de la esquina. Fue ese hecho histórico el cual por momentos convirtió a Narcos en un producto un poco predecible. Sabiendo lo que venía, cayeron en un espiral donde había pocos espacios para la sorpresa. A pesar de aquello, la serie siempre se las ingenia para lograr detalles más que interesantes.

Acá el balance según los siguientes tópicos:

Lo bueno

mv5bmzy4nzmwmdywmv5bml5banbnxkftztgwnzu3ota4ote-_v1_sy1000_sx1500_al_

La historia de Pablo Escobar es muy atractiva, por lo cual uno estuvo atento al momento de su caída. Wagner Moura supo desarrollar mejor el personaje respecto a la primera entrega, adaptándose de mejor forma no sólo al idioma, sino a la idiosincrasia del rol. Desde ese punto de vista tenemos uno de los grandes méritos de este ciclo.

Otro punto a destacar es la irrupción del cartel de Cali y sus “secuaces” (Los Pepes, Judy Moncada, etc), quienes sirvieron para explorar sobre el mundo de la droga más allá de la figura de Escobar, entendiendo que en este negocio son varios los jugadores.

Lo bonito

Sin dudas que una de las mayores virtudes de Narcos es su dirección, elemento que durante esta segunda temporada estuvo presente de la misma forma magistral que en la primera. Se nota una intensidad a la hora de filmar. En este detalle radica, en parte, el gran éxito de la serie. Es que si nos detenemos a analizar cada toma encontraremos el brutal trabajo realizado.

mv5bnzg0ntq3nzcwmf5bml5banbnxkftztgwndu3ota4ote-_v1_sy1000_cr0014991000_al_

Lo malo

Ese espiral que hablaba al principio de esta opinión hace referencia a ese juego del “vamos en búsqueda de Escobar, lo hacemos y se nos termina escapando”. Tedioso se hizo cada uno de estos momentos, ya que se sabía que se estaban guardando la captura para el capítulo final. Faltó algo más de creatividad al momento de apuntar esa parte de la trama.

Lo flojo

La falta de alternativas en el desarrollo de la captura de Escobar. Con los Pepes no bastó.

El personaje

Volvemos a los aspectos positivos con Javier Peña, el gran personaje de esta temporada. Pedro Pascal se robó la película gracias a sus estrategias sucias, sus artimañas y su siempre decadente presencia.

mv5bmgrhytllytetzdq4oc00mdq3lwi1m2utyzzimjuwmzvhowvkxkeyxkfqcgdeqxvynjazotuzntm-_v1_

La revelación

Tata. La esposa de Escobar fue clave para mostrarnos una arista más humana de la familia del narcotraficante y del propio Pablo. Mostró carácter en los conflictos con su suegra, miedo cuando la situación se complicaba y amor para estar siempre al lado de su esposo. En cuanto a interpretación, también me parece de lo mejor de la temporada.

mv5bmte0njc4ody1mdbeqtjeqwpwz15bbwu4mdq4mjkwodkx-_v1_sy1000_sx1500_al_

El capítulo

The Good, the Bad, and the Dead. El plan orquestado por Pablo que tuvo en Maritza un cómplice sin saberlo terminó con la vida del retornado Carrillo. Este episodio engloba lo mejor de Narcos y fue lo que se echó de menos en el resto de la temporada.

mv5bmja0mtiynzyxnv5bml5banbnxkftztgwmzgyota4ote-_v1_sy1000_sx1500_al_

Conclusiones finales

Escobar ha muerto, lo sabíamos todo. Ese momento culmine pudo haberse construido de mejor forma, no obstante, la sensación tras el final es más dulce que agraz. Es que Narcos ha sabido generar un producto altamente atractivo, con una producción fenomenal detrás, con actuaciones sobre la media y un guión que mezcla realidad con ficción bastante sólido. Ahora será el turno del cartel de Cali y en ese sentido se agradece la inclusión de sus mayores rostros. El puzzle tendrá nuevas piezas, ¿querrás jugarlo? Acá uno que indudablemente lo hará.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register