[Analizando pilotos] Into the Badlands: De fracturas y nuevos dioses

Desastre humanitario sin armas de fuego. Una invitación para explotar al máximo el cuerpo humano en una época totalitaria. Una historia destacada por su acción, sus fracturas y la presencia de nuevos dioses.

Jonathan Navarro

Lo más llamativo de Into the Badlands fue su violencia bien hilada. Las coreografías, la agilidad, el cuidado en las artes marciales, las fracturas y las muertes. Acción pura que puede encender una tarde aburrida.

En Into the Badlands se apunta al desastre humanitario sin armas de fuego. Una verdadera utopía. Una invitación para explotar al máximo el cuerpo humano como respaldo y principal recurso de sobrevivencia.

Con dominio general de barones, éstos son los representantes para la nueva devoción. Ellos proveen, ellos quitan. Una dictadura señorial con la enseñanza prioritaria en la lucha y la defensa para tiempos violentos. Además están los soldados universales llamados regentes. Así se le denomina a Sunny (Daniel Wu), el protagonista de Into the Badlands y protector del barón Quinn (Marton Csokas).

Pero la construcción de este soldado se dio con el cuestionamiento hacia lo que hay más allá de los límites del control de los barones. Existe una encrucijada por lo establecido en lo más interior de este luchador. Una pequeña ignición, una contrariedad en su formación que logra enganchar y hacer del próximo episodio un tiempo idóneo para observar sus inquietudes.

Sin embargo, el cuestionamiento interno de nuestro protagonista y la verdad sobre su origen en la localidad de Azra queda en un plano más pequeño ante las escenas de acción en contra de los “nómades”, y la presencia de M.K., un adolescente rescatado por Sunny y con una fuerza sobrenatural al momento de sangrar.

Creo que me descompensó levemente esta fantasía de potencia de M.K., quien además de conseguir una intrigante profundidad en sus ojos, demostró tener unos reflejos extraordinarios. Un joven sinigual que tras pasar unas horas en los campos de entrenamiento del barón Quinn, quedó a su suerte y libre tras hallar la empatía de Sunny.

Por esta característica M.K. resulta ser un activo de interés para la baronesa, “La Viuda” (Emily Beecham). ¿Un arma de destrucción masiva? Lo más probable en un periodo donde la estabilidad política y comercial se ablanda entre siete dictadores.

Me mantuvo atento el piloto de Into the Badlands, en especial por la vivacidad de sus escenas de lucha y en menor grado por los dramas internos de sus personajes. No obstante, la estrategia AMC de dar a conocer el primer pie de su producción en sólo seis episodios bastará para dar un juicio sobre una historia sobresaliente en fracturas y con la presencia de nuevos dioses.

Nuevo drama de Netflix tendrá a Jason Momoa como protagonista

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register