Analizando pilotos: Bienvenidos a la inquietante Wayward Pines

Wayward-Pines_phixr

Uno de los estrenos más esperados del mes de mayo ya se hizo presente por las pantallas de Fox, y acá en Puroseries lo analizamos. ¿Vale la pena engancharse con la serie?

Cristóbal Meléndez Martin

Partimos con un primerísimo primer plano de un ojo, ¿les suena? No, no es Lost, es Wayward Pines. Casual o no, homenaje o una simple forma de partir el relato, la serie nos plantea una inquietante dualidad en donde no sabes si todo es real o es parte de alguna imaginación. Muy «lostiano», a decir verdad.

wayward-pines-seriestrailer

El agente del servicio Secreto, Ethan Burke, sufrió un accidente de tránsito en un pequeño y en el papel, apacible pueblo norteamericano. Pero esta impresión, tanto para el personaje de Matt Dillon como para nosotros, los espectadores, comienza a desmoronarse con los sujetos que empiezan a aparecer. La enfermera, el sheriff y el botones del hotel nos demuestran que en Wayward Pines la rareza abunda. A eso, se suman que no existen grillos, sino unos escondidos altavoces entre los arbustos que se hacen pasar por los insectos. Una rareza…

wayward_crash

Es ahí donde nace la premisa más interesante de este piloto: ¿estamos al frente de una verdadera pesadilla? A Ethan le quitaron sus pertenencias, anda sin dinero y no puede comunicarse con el exterior, o más bien, no lo dejan. No obstante, este pueblo extraño tiene en Beverly una guía más sensata, un mujer que entrega pistas de lo qué pasa en este pueblo. Es, además, el puente que nos invita a sorprendernos que en Wayward la relación tiempo-espacio es muy diferente a la del agente secreto, poniendo en jaque tu realidad y de los habitantes.

Where Paradise is Home fue dirigido por el productor de la serie,  M. Night Shyamalan, demostrando esa premura que tanto le agrada al director de los pueblos extraños con gente extraña y fenómenos más extraños. Y queda bien, con planos intensos como el del final, con esa cerca que impide abandonar Wayward Pines, o cuando Ethan intenta escapar en su auto pero termina siempre girando en el mismo círculo vicioso. Se respira un aire onírico, en especial en el encuentro con Kate, la agente desaparecida que cree que han pasado años cuando para Ethan son solo meses. Todo, en medio de una supuesta vigilancia que no te permite salir de ahí.

Todo se va enredando más cuando el jefe de Ethan se reúne con el psiquiatra de Wayward y pide abortar lo que está pasando. ¿O sea, podremos hablar de conspiración? Con la esposa e hijo del Ethan también metidos en el baile, la serie nos abre muchos flancos pero con un lugar como protagonista, el pueblo. Logra inquietar y transportarte a ese mundo tan especial entre lo real y lo abstracto. Por lo menos, de mi parte, tienen un seguidor asegurado para un segundo episodio.

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register