7×14 y 7×15 The Big Bang Theory: The Convention Conundrum y The Locomotive Manipulation

La aparición de una gran figura y una evolución de Sheldon Cooper impensada para los fanáticos marcaron los últimos episodios de la sitcom norteamericana, la cual le dio el pié inicial a las celebraciones de San Valentín.

Juan Carlos Muñoz (walasbishop)

De lo mejor de la temporada. Así podemos calificar los últimos dos episodios de The Big Bang Theory, los cuales nos hicieron reír como en los mejores tiempos de la serie.

Primero, en “The convention conundrum” nuestras cabezas volaron al pasado y vimos a los muchachos emocionados, tal como en los inicios de la sitcom, por comprar las entradas para el Comic-con, la convención que reúne a los ñoños del mundo en un solo lugar.

BIGBANG

Eso sí, Sheldon cree que es peligroso y arriesgado ese mecanismo y decide realizar su propia convención. Y para eso, tiene que darse el trabajo de llamar a diferentes personalidades del “espectáculo caricaturesco”.Sin embargo, todo se desmorona cuando los tickets se agotan en un par de minutos, situación que deja con la cara larga al grupo de amigos, los que deciden irse al lado oscuro de la fuerza y adquirir los boletos en la reventa.

Claro que la tarea no era fácil y casi todos le pegaron el portazo en el rostro. Pero claro, como el que busca siempre encuentra, el personaje de Jim Parsons va hasta un restorán para ubicar a James Earl Jones, el hombre que da vida a la inconfundible voz de Darth Vader.

Y a pesar de lo que el resto de sus amigos creían, el reconocido actor lo invita a sentarse y a pasar una alocada noche junto a él en Los Angeles, donde van a cantar a un karaoke y hasta pasan el rato en un sauna, situación que termina colapsando al pobre de Sheldon.

Sin embargo, todo cambia cuando el cerebrito decide invitarlo a su convención. Claro, pues James Earl decide invitarlo a él y al resto de los muchachos al Comic-con, dejando en claro que todo el esfuerzo de Sheldon finalmente valió la pena.

¿Y Howard, Leonard y Raj? Los tocayos se arrepintieron de arrepintieron de ser los “chicos malos” y optaron por dejar tirado al revendedor. ¿Y las chicas? Mientras los hombres se las ingeniaban para ir a la convención, Penny, Bernadette y Amy quisieron dárselas de adultas y salir a pasarlo bien. Eso sí, nada resultó como esperaban y terminaron igual de deprimidas que los nerd.

Por otra parte, The Locomotive Manipulation es, sin duda, el mejor inicio de las celebraciones de San Valentín.

Mientras evalúan un nuevo año de relación, Amy intenta convencer a toda costa a Sheldon de que merece una celebración de San Valentín decente. Por eso, no encuentra nada mejor que manipularlo con un viaje que incluye una romántica cena a bordo de una locomotora, elemento que hace casi imposible que el científico se niegue.

Convencido de que podrá acrecentar su amor por los trenes, Sheldon acepta, mientras Amy espera que lo que realmente crezca es su amor por ella.

De esta forma, junto a Bernardette y Howard emprenden la escapada romántica, mientras Raj les pide a Penny y Leonard que cuiden a Canela para el Día de los Enamorados, ya que como él sigue soltero, prefiere pasar la noche trabajando.

Sin embargo, el estar a cargo de la perrita no les quita las ganas de celebrar a la rubia y al físico, que se van de lo más acaramelados a la pieza dejando a Canela al lado de unos sabrosos chocolates.

Como era de esperar, el animalito no se resiste al dulce, comiéndose toda la caja y haciendo que la parejita deba correr a un veterinario para salvarla, desatando la ira de Raj, quien los encara mientras una guapa especialista atiende a Canela.

En tanto, Amy está lejos de tener una noche de amor. Esto porque, para variar, Sheldon está en otra. Es que el científico, luego de deslumbrarse con el vagón, también acabó deslumbrado con un nuevo amigo: un fanático de los trenes tan ñoño como él.

Así, indignada por la indiferencia de su novio, Amy decide poner los puntos sobre las íes. Por eso, le hace ver que se ha comportado como un tonto, justo cuando Sheldon irónicamente empieza a actuar como un “romántico”.

Es en este momento cuando a los fans de la serie se les aprieta el corazón, cuando el científico por fin agarra a su novia y le da un beso. Un beso que empieza siendo una muestra más de su ironía, pero que acaba en un apasionado ósculo que, sin duda, se convierte en el gran regalo de San Valentín.

beso sheldon

De esta forma, la relación de Amy y Sheldon podría abrirse a una nueva etapa. Una interrogante que todos los fans esperamos que se resuelva de una vez por todas en esta temporada, donde en cualquier momento podrían sorprendernos con otro acalorado acercamiento.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register