7×05 Sons of Anarchy: Some Strange Eruption

portada

Luego de la masacre que Lin desató en Diosa, la guerra en Charming ya está declarada y desatada. SOA retoma de lleno su característica montaña rusa de situaciones y sorpresas en un capítulo que comienza a consolidar firmemente la trama de última temporada.

David Silva

 “La guerra ha llegado a Charming y va a ser mucho más sangrienta”, dijo Nero en algún momento del quinto episodio de Sons of Anarchy, y yo pensé que tendríamos un capítulo de los más sangrientos del último tiempo. Pero a pesar de que eso no paso –pese a que era prácticamente lo obvio-, la tensión de esta entrega lo deja como el mejor, hasta el momento, de esta última temporada.

La primera escena es para recalcarnos aún más la nueva faceta de Jax: fumando en medio de todos los cadáveres de la masacre de Diosa, convertido en alguien totalmente frió y calculador, muy por lejos de ese hombre que actuaba según sus sentimientos en las primeras temporadas. Luego se nos da la confirmación de algo que puede ser una mini historia interesante a desarrollar a futuro, como el amorío que comenzó entre Chibs y la Sheriff Jarry.

jax

De ahí pasamos a la situación más complicada en que se ha visto Nero desde su aparición en la serie. Lin lo amenaza con matarlo si no le entrega a Jax para vengarse por los ataques sufridos, y como si fuera poco lo asusta con matar también a su hijo si no cumple con lo solicitado. Pero lejos de ser este un problema mayor, sirve para sincerar la relación entre ambos socios y planear la forma para zafar de esta arremetida china.

Acá comienza la parte más entretenida del capítulo y algo que ha hecho tan atractiva a la serie. Cuando parecía que Lin tenía todo bajo control, un escuadrón entero de policías comprados llega para hacer funcionar el plan de Jax, quien finalmente logra tener su cara a cara con el líder chino para declararles sus verdaderas intenciones y culparlo por el asesinato de Tara. Pero cuando parecía que los chinos ya eran hombres muertos, la aparición de la policía honesta (?) cambió nuevamente las cosas, y aunque siguen con vida, es de esperar que Lin y sus hombres pasen a un segundo plano estando en la cárcel, aunque sea por un breve plazo.

barosky

Pero con los chinos fuera de escena quedan otras cosas pendientes para los Sons. En el próximo capítulo habrá que ver lo que August Marks tiene que decir respecto a todo lo que ha sucedido, no hay que olvidar que es el hombre más poderoso de Charming, y todo indica que es el siguiente blanco de Samcro. A esto hay que agregarle el problema de Jury, el más probable traidor y quien debió haber delatado el lugar en donde las armas robadas a los chinos eran guardadas.

Sin embargo, lo más importante para la próxima semana es lo que suceda con Juice y Gemma. El intento de traición y asesinato de la matriarca para/con el más que inestable y pobre Juan Carlos lo mete de lleno en la trama de esta temporada. La salida más fácil para el personaje (y los guionistas) sería el asesinato de Gemma, pero sabemos que no será así. Seguramente con esto Juice volverá a Charming e intentará hablar con Jax, e inclusive hasta le cuente la verdad sobre lo que pasó esa noche con Tara, pero más seguro aún es que nada será tan fácil ni tan como creemos que va a ser. A eso ya estamos acostumbrados.

chibs

Entre las cosas de menor importancia me gustaría destacar las cada vez mayor tendencia homosexual de Tig. Como si no hubiera bastado el que se hubiera besado con Venus, ahora quería meterle una flauta por el trasero a uno de los guardias del puerto comprados por Barosky. Además, hay que resaltar un posible error de continuidad ya que la serie siguió al día después de la matanza y la granada en la heladería de Samcro, y cuando eso sucedió Tig estaba con una herida de perdigón y bastante delicado, pero ahora se le ve caminando como si nada. Ojo ahí.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register