6×03 Mad Men: The Collaborators

mad men

Nuevas infidelidades que acarrean más problemas, antiguas infidelidades que generan culpabilidad. En este nuevo capítulo de Mad Men, logramos saber algo más de Don y los traumas que lo llevan a ese comportamiento sexual, que hemos visto en toda la serie. 

Lya Muñoz (@lyafran) 

No importa cuántas veces lo desee, Don nunca dejará de ser un mujeriego. Lo vemos en un flashback acompañando a su madrastra a la nueva casa, el prostíbulo de su tía… al parecer de ahí vienen esos bajos instintos tan desarrollados.

Don sigue su aventura con la esposa del doctor, aunque ella tiene atisbos de culpabilidad. Mientras que Peter sigue sus pasos al encamarse con su nueva vecina. Ahora que tiene un departamento en el centro, tiene un lugar para hacer las maldades, pero caro le costará.

Peggy intenta no espantar a sus trabajadores e incluso los alienta para que trabajen con más ánimo, aunque le sale el tiro por la culata.

Megan despide a su nana porque no le lavó la ropa como quería, luego nos enteramos que no es por eso que anda de malas, tuvo un aborto espontáneo hace pocos días y no le ha dicho nada a Don. La vecina que la escucha se siente cada vez peor consigo misma.

Peggy recibe una sorpresa en su escritorio, un nuevo producto que tiene la capacidad de “quitar malos olores, sobre todo de mujeres que se apellidan Olsen” , una broma que no le causa nada de gracia a la exigente publicista. Aun así logra sacarle una sonrisa al jefe que anda rondando por sus pensamientos.

Otra que lanza una broma para matarse de la risa es Joan, quien recibe la visita de uno del cliente de autos Jaguar, que en la temporada pasada pidió acostarse con la colorina para cerrar el trato con la agencia. Ella lo mira con ojos despreciables y él le dice “sé que hay una parte de ti que se alegra de verme”, ella le responde “y yo sé que hay una parte de ti que no te ves hace años”. Notable.

Es la noche en que Don y Megan van a cenar con los vecinos pero convenientemente Megan se queda en el departamento porque no se siente bien y al doctor lo llaman a urgencias, así que los dos restantes disfrutan de una rápida primera cita, para ir pronto al departamento.

El que no lo pasa nada de bien es Peter, a quien se le aparece una vecina maltratada porque al parecer el esposo supo del engaño. Trudy se entera, y la vemos en una actitud que hace rato debería haber tenido, le grita a Peter que acaso no es suficiente haberle dejado tener el departamento para que hiciera sus cosas “con discreción”, pero como no se supo contener ni con la vecina, le dejó las cosas claras, no vive más en la casa y sólo irá cuando ella se lo pida como modo de guardar las apariencias. Queda claro que no queda ni una gota de amor en ese matrimonio.

Peggy se ve envuelta en un paradigma, si ser fiel con su amigo publicista del “otro bando” o ser una traidora que privilegia el trabajo. Don por su parte, intenta mantener sus convicciones como publicista, aunque eso signifique poner en riesgo la campaña de Jaguar.

Al llegar al departamento, Don se entera de que su esposa tuvo un aborto, pero le dio lo mismo pasar al otro día a casa de la vecina a buscar un poco de cariño. Vuelve el flash back, cuando adolescente espiaba a su madrastra y veía como se encamaba con el esposo de su hermana, como los hombres de traje eran infieles a sus esposas con las prostitutas. Don se da cuenta que se convirtió en esos hombres, de fondo se escucha una canción que dice “gigoló”.

Se nota que se viene un gran lio entre Penny y su amigo del “otro bando”, por la campaña de Ketchup, además de que Peter va cuesta abajo. Me faltó ver a Beth, es como si en ésta temporada ya no tuviese lugar, falta resolver ese vacío en el guión.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register