6×13 The Walking Dead: Todos somos Negan

the walking dead 6x13

The Same Boat es el nombre de un episodio moralmente poderoso, en donde por momentos uno no sabe por quién tomar partido y entiende que este mundo está perdido, donde la ética y racionalidad no existe y todos tienen las manos manchadas con sangre.

Cristóbal Meléndez Martin

Conversaba con un amigo, una vez terminado el capítulo, que por primera vez estoy ansioso porque llegue la otra semana y así ver nuevamente la serie. Es que esta parte de la temporada está a un excelente nivel en todos los sentidos, desde un guión mucho más solvente hasta los apartados técnicos, donde la música se hace esencial. De hecho con este 6×13, más el episodio anterior, recordé varios pasajes de Sicario, el último filme de Dennis Villeneuve. Fuera de esas comparaciones, la producción goza de muy buena salud.

The Same Boat no solo es ese capítulo donde queremos ver cómo Carol y Maggie logran escapar, o escuchar las artimañas de Rick para negociar, es el punto de no retorno para confirmar la premisa que acá efectivamente no hay “buenos ni malos”, que ya todos han cruzado el límite y que en este universo, o nuevo mundo, lo moral, ético y los valores han desaparecido para prevalecer la sobrevivencia. Por eso el “todos somos Negan” no es una frase al azar, se palpita un tipo despiadado, ¿pero acaso Rick, Carol y Maggie no lo son? Porque sí, en este episodio actuaron como tal.

Claro, uno podrá argumentar en esa “liviandad” que demostró Carol, en donde se la vio más temerosa y por momentos más compresiva, ¿pero y si todo fue parte de un plan muy bien elaborado? Llega un momento en que uno no sabe si está actuando o efectivamente se encuentra sufriendo. En ese punto, alabo la actuación de Melissa McBride, sin duda el mejor personaje femenino de la serie; lograr transmitir lo que acabo de escribir no es algo sencillo. Incluso Ryan Murphy, creador de American Horror Story, felicitó su actuación.

the-walking-dead-los-momentos-para-destacar-de-the-same-boat-2

Los “salvadores” o lacayos de Negan (interesante, Paula) están bajo la misma consigna que nuestros “héroes”. Siguen un patrón, son reacios a negociar y tienen en su currículo una serie de muertes. “Ustedes no son los buenos”, dice una de ellas a Carol en medio de diálogos que buscaban un razonamiento no existente. En el papel, ellos tampoco lo son. Hasta el momento hemos tenido atisbos de lo que hacen estos personajes, desde el encuentro en la carretera a los dichos de Jesús, pero nada visual o gráfico. “Rumores”, si se quiere, en donde todos los salvadores son iguales según Rick y demás. Es eso lo que más me impacta de este episodio, el mínimo pudor para llegar y matar a sangre fría, en especial de parte de una Maggie en plan “terminemos la obra”. Impacto que transforma a la serie no en una simple producción de “queremos zombies y más zombies”, sino una invitación constante a reflexionar sobre nosotros, los humanos y nuestras reacciones. Es, a la postre, un reflejo de lo que ha pasado a lo largo de la historia. Finalmente, somos nuestros propios enemigos.

carol y maggie

Carol, a quien exijo un futuro spin-off, se preocupa de proteger a Maggie y al bebé que lleva adentro. No obstante ese motivación no es suficiente para que tanto ella como la protegida lancen un no queremos o aguantamos más esta situación. Se han transformado en algo que lleva a encerrar a un grupo de personas y quemarlas vivas, todo por el afán de “limpiar” la zona y así poder vivir, comer y dormir tranquilos. Damas y caballeros, The Walking Dead entró en un etapa profunda, acá ya no hay fuegos artificiales por doquier, acá hay un discurso brutal. Menos zombies y más joderte la mente es lo que quiero y he pedido a lo largo de esta temporada. Muchas gracias por favor devuelto.

 

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register