6×10 Californication: Blind Faith

californication

El décimo episodio de esta temporada entregó el breve retorno de Becca Moody. Un extenso y meloso viaje de Faith a la casa de sus padres en compañía de Hank. En “Blind Faith” este soñador literato reavivó su más tradicional sueño erótico…

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

Becca Moody reapareció. Tan calma como siempre conversó con sus padres de un importante proyecto personal. La hija de Hank y Karen quiere irse al extranjero para realizar una peregrinación literaria. Ser ‘patiperra’ y nutrir de nuevas ideas su misión de ser escritora.

La negación de Hank se perpetuó. Para él, y muy contrario a lo liberal y desordenado que ha sido en su vida, su hija debe ir a la universidad y después, si aún lo desea, exiliarse en alguna parte del mundo. Que eso es sólo una pose, una moda. Más comprensiva fue Karen quien de un inicio apoyó la moción.

Esa es la fe de los padres. Mientras que la “fe” amorosa de Hank vivió su propia e incómoda peregrinación a su pasado, a sus orígenes y a lo religioso. Faith, la musa de rockeros y actual pareja de Moody, viajó a la casa de sus padres. Tránsito por la carretera y una música melosa de fondo, mamona y totalmente ajena a toda la estructura musical que ha tenido Californication en sus años de vida.

Reencuentro de felicidad obligada y memorias de un hogar cristiano y estricto. El retorno a sus inicios desarrollaron el cómo era Faith en el pasado. Una ex monja, una niña que vivió con muchas restricciones, según Jack, su padre. Otra visión pertenece a Shannon, una antigua conocida. La mujer detalló que el personaje de Maggi Grace participó de un video musical, quizás de una película porno, que se tiró, en tiempos inmemoriales al gordo de su marido, y que en una ocasión se subió a un bus lleno de rockeros, para mudarse y nunca mirar atrás.

Cabe mencionar que esta escena de corte informativo sobre la vida de Faith, partió de manera viciada. Esto a raíz de que se produce un error de edición cuando Hank le hace saber a su novia que Shannon la estaba llamando.

Punto a favor fue la rememoración tácita, presencial e histórica de Hank Moody. Mítica fantasía sexual del escritor que se erige desde la primera temporada. Una enorme iglesia, ante la mirada del hijo de dios, una sexy y escotada monja, y nuestro protagonista en el altar. En esta ocasión, y de visita en una casa de oración, el autor de ‘God hate us all’, la pasó la raja junto a Faith y remató con la pregunta retórica: ¿Quién dice que los sueños no se hacen realidad?

En “Blind Faith” se amplió el cómo y porqué la musa llegó a ser lo que es. Sin embargo el décimo episodio careció de humor, tallas y escenas ridículas. En tanto que ganó en melosidad y poco más de profundidad en el conocimiento de un personaje como Faith. Pero el papel de Grace, hasta el momento, va por el mismo camino que las pasadas conquistas y acompañantes de Hank. Siempre a la sombra de Karen.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register