6×04 The Walking Dead: Here’s not Here

walking-dead

Los 90 minutos de Here’s not Here no se hacen pesados, en especial para mí, que he venido pidiendo más intromisión en los personajes y menos acción por doquier sin ningún tipo de justificación.

Cristóbal Meléndez Martin

Bienvenidos a la introspección de Morgan.

TWD_604_GP_0730_0226

Uno de los personajes más interesantes de esta temporada tuvo su capítulo, un viaje personal que nos mostró desde su faceta animal hasta un cambio por el camino de la paz. Fue un transcurso bastante interesante, con momentos de brillantez actoral y de buenos diálogos, de aquellos que escasean en la serie. A pesar que este episodio hubiera quedado mejor en otra fecha (pensando en lo ocurrido con Glenn en el capítulo anterior), no desentona y entrega un tratamiento pulcro en varios aspectos.

Primero que todo, debo destacar al gran John Carroll Lynch, uno de los buenos actores secundarios que hemos visto en varias producciones televisivas y también en películas. Hoy fue el turno de decir presente en The Walking Dead y de qué manera, con un personaje profundo y con una historia que atrapa. Conocemos de donde viene la actitud y filosofía de Morgan, y para ello, nos regalan un racconto. Herido por la muerte de su hijo Duane, el hombre no tiene problemas en matar humanos hasta que conoce a Eastman, un hombre que vive en una cabaña junto a una cabra llamada Tabitha. Hasta ahí, todo normal. Lo llamativo viene con aquel arte marcial llamado Aikido. Es que además de ser una herramienta para la defensa propia, es todo un concepto en donde todo tipo de vida es importante.

lennie-james

Eastman también tuvo su propio viaje hasta convertirse en lo que es, como psiquiatra forense especializado en crímenes vivió de todo, siendo el asesinato de su esposa y dos hijos el puntapié para iniciar una transformación. Tras capturar al victimario, encerrarlo en una celda y no darle comida para que muriera de hambre, comprendió que debía cambiar. Así empezó a respetar la vida, una filosofía rebelde para los tiempos hostiles. Por eso le costó a Morgan aceptarla, un punto que hizo más atractivo su introspección. Finalmente lo hace, pero aún con las heridas abiertas, lo que hizo que Eastman fuera atacado por un walker.

Los 90 minutos de Here’s not Here no se hacen pesados, en especial para mí, que he venido pidiendo más intromisión en los personajes y menos acción por doquier sin ningún tipo de justificación. Este tipo de episodios permite que conozcamos de mejor forma a los protagonistas, con sus temores, trancas y rabias. Lennie James derrocha talento. Y a pesar que cuesta entenderlo teniendo al frente a un peligroso ser humano como el tipo de la W, es el concepto que adaptó el cual nos hace reflexionar constantemente. Acá hubo una invitación a debatir, muy profunda y lleno de diversos matices, cada uno puede tener su postura. Lo cierto, es que ninguna dejará indiferente a nadie, como The Walking Dead.

vlcsnap_2015_11_01_21h24m34s30

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register