6×01 Pulseras Rojas: Un domingo lleno de sorpresas

princiapl.ok

Un duro desafío vuelve a poner a prueba a los chicos “Pulseras”, quienes con todas sus dificultades físicas, deberán jugar un partido de basquetbol contra otros pacientes del hospital. Además, uno de los amigos de los chicos sufre una peligrosa descompensación.

Juan Carlos Muñoz (walasbishop)

Puede que algunos piensen que le falta ritmo y que no termina nunca de despegar. Sin embargo, Pulseras Rojas demuestra, semana a semana a semana, que nada de eso existe y que postula a una de las mejores series nacionales del último tiempo.

Claro, pues en el último episodio de la nueva apuesta de TVN, quedó clarito que, a pesar de las duras dificultades de la vida, la motivación y ganar se sobrevivir son elementales para salir adelante y ganarle el gallito al destino.

Y en esa onda, Lautaro y el resto de los Pulseras sacaron fuerzas para ganarle a la benitoadversidad y jugar un partido de basquetbol contra otros pacientes del hospital, con el fin de poder ocupar la cancha durante todo el verano. Todo, en el marco de un domingo de sol, premio que le dan a los chicos para salir a la terraza del centro hospitalario.

Para eso, debían entrenar duro y practicar las jugadas típicas de este deporte si querían tener alguna opción de quedarse con la victoria.  Por lo mismo, decidieron pedirle a Benito, uno de los auxiliares del recinto, que fuera su entrenador en el partido.

Sin embargo, lo que Lautura, Nacho y Marco no sabían era que el “peladito” buena onda lo estaba pasando malito, que había sufrido una descompensación durante su turno, y que estaba perdiendo peligrosamente la memoria.

De todas formas, aunque medio a regañadientes, el compadre accede a la petición de los muchachos, quienes con todos sus problemas y sin nunca haber tocado una pelota en su vida, lograron derrotar a su rival ¡Bravo!

¿Y los demás?

recuadroPor otro lado, Sebastián tuvo un momento mágico con la madrastra de Nacho, con quien compartió toda la tarde en el hospital. La mujer le enseñó a pintar cuadros y a desarrollar un talento que ya se encontraba en el interior del chiquillo.

Al final, la mujer le regala un cuadro donde aparece él caminando junto a Cristina, a quien debía acompañar a su control para saber si su tratamiento contra la anorexia estaba haciendo los efectos esperados en la chiquilla.

En síntesis, este fue un capítulo donde hubo personajes que tuvieron más protagonismo que otros, algo que no habíamos visto hasta el momento en la serie. De todas formas, la emotividad va creciendo episodio a episodio y los fanáticos nos vamos encantando cada vez más con la historia.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register