5×14 Breaking Bad: Ozymandias

Se cierra un ciclo. El fuego cruzado de “To’hajiilee” trajo consecuencias brutales en la historia de Walter White. Heisenberg se enfrentó a la verdad, a la crisis familiar y a un par de llamadas telefónicas poco amables.

 

J.N.G (@BartonWBickle)

Desde “Pilot” hasta “Ozymandias”. El despegue, la estabilización, el fomento, el éxito, el peligro, el derrumbe y la destrucción. Hasta el antepenúltimo episodio de esta quinta temporada se extendió y se mantuvo el imperio de “Heisenberg”.

Por eso el extenso recuerdo de la primera temporada. Los primeros ensayos de la blue meth. La primera oficina móvil de trabajo y las primeras mentiras del Sr. White hacia su esposa.

El epílogo de Heisenberg se coronó con lo que dejó la lluvia de balas y disparos de “To’hajiilee” en Breaking Bad. Alguien no saldría con vida de una disputa desigual. Cayó Steve Gómez, y por una cuestión de honor, Hank Schrader. Una muerte que ata el ciclo y destruye lo que Walt trató de rescatar siempre: La familia.

Por petición

Siempre fue importante el concepto de familia. White se llenó la boca, y en solicitud tanto a Saul como a Jack, les pidió que no asesinaran a nadie que él considerara familia.

Ese respeto a la vida familiar que profesó nuestro protagonista se quemó ante su ya revisada moral. Y ese daño se prolongó cuando Marie acorraló a Skyler para que le contara la verdad a Walter Junior. Todo esto con la seguridad de que Hank, (Ya muerto), tenía apresado al cocinero de drogas.

A la larga de “Ozymandias” se daría la razón a que el núcleo familiar estaba podrido. Tenso, con medias verdades y tristeza por las apariencias resguardas. Un problema que tendría su punto célebre con llamadas claves: La denuncia de Flynn a la policía ante la pelea, con cuchillo incluido, entre sus padres. Y la segunda, la de Walt al papel de Anna Gunn, con un equipo de detectives como testigos privilegiados.

Ese parlamento entre el resquebrajado matrimonio reveló una imputación, y a la vez una confesión. ¿Por qué mierda la esposa de White no se calló la boca? ¿Por qué colocó a su hijo en su contra? Por un instante adherí a lo espetado por Heisenberg. Pero también, ¿Quién puede vivir con tanto secreto criminal? ¿Con la complicidad de un asesinato a un ser querido y respetado como Hank?

Y este quiebre además se sentenció cuando Jack, en su estilo, acabó con la vida del agente especial Hank Schrader. El que estuvo cerca de desenmascarar a su cuñado. El papel de Dean Norris se fue en la suya. Mantuvo su honor. No se arrodilló ante la amenaza.

El fin del agente de la DEA marcó el desastre familiar. La separación y autoexilio de Walter White, quien incluso en un intento desesperado se llevó a su hija Holly…y nada. Todo era deriva. Un escenario que instó al químico de Breaking Bad a devolver a su bebé, partir y tomar otra identidad.

Detalles

La creación de Vince Gilligan nos ha instado a estar atento a los detalles. To’hajiilee es el sitio donde comenzó esta desgraciada, pero rentable empresa. El lugar donde el Sr. White escondió los 80 millones de dólares que ahorró para su familia y los gastos médicos por su cáncer al pulmón.

El recuerdo a la primera temporada, con Walt y su amena conversación con su esposa. El posible nombre a su hija y los embates de trabajar en una casa móvil. El calor y el miedo a ser descubierto. Y las huellas de esa labor se expusieron con los dañados pantalones que dejó botado White en la 1ra sesión.

Y todo ese dinero fue con el que el ex profesor intentó convencer a Jack de que dejara con vida a Hank. Acuerdo que se desechó y en el cual el tío de Todd se llevó 6 de los 7 barriles. Uno de ellos, se lo entregó, por su “buen humor”, al propio Walt. Algo así como 11 millones de dólares para desaparecer y obtener otra identidad.

Otra revelación: En el 5×13, Jesse le escupió a Walt, como legado de rabia y sentimiento de triunfo pasajero. En esta entrega White también golpeó a su ex socio: Le contó que dejó morir a Jane, una de las novias que tuvo Pinkman y que no la ayudó mientras ella se ahogaba en su vomito.

Pinkman, quien era uno de los objetivos principales de las balas de los sicarios de Jack, se salvó por la obra de Todd y por sus conocimientos a la hora de cocinar droga. Maltrecho, desconcertado y como un cautivo, Jesse consiguió sobrevivir, bajo las órdenes de la banda de Jack. Algo es algo, y que al parecer continuará en el futuro.

Sólo dos episodios nos separan de un final de temporada. Dos emisiones con una nueva ID en pausa. Un par de transmisiones para reconocer al ex Walt, al hombre barbón de 52 años, ¿al libre de cáncer?, con un arma de fuego enorme y en búsqueda de un algo, que sólo se resolverá en las últimas entregas.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register