5 potentes conceptos tras haber cruzado la mitad de temporada de The Americans

the americans (1)

Siete capítulos llevamos de esta magistral serie de FX y las sensaciones no pueden ser mejores. The Americans se supera capítulo tras capítulo ganándose con justicia esa definición “del mejor programa de la televisión estadounidense”.

Cristóbal Meléndez Martin

Ni audiencia, ni Emmy, ni nada, The Americans es por lejos una de las mejores series de los últimos tres años, una aparición que llegó a deleitarnos de la mejor manera posible

Ya con siete episodios transcurridos, analizamos cinco conceptos interesantes que nos ha dejado.

1. Paige en el juego de la discordia

the-americans-3-07-paige

The Americans va generando diversas historias pero finalmente la más importante se centra en Paige. El bautizo fue el puntapié inicial para que sus padres empezan con las acciones. Elizabeth fue la primera en actuar de manera más profunda, contando historia de adolescentes peliando por los derechos civiles, todo, con la intención de despertar en su hija ese sentimiento de lealtad. Claramente es Philip quien todavía no ve a Paige convertida en una futura espía. Por eso, lo de él se va enmarcando desde una arista más jovial.

Lo cierto, que Paige empieza a simpatizar más con las causas, los movimientos sociales y la revolución. Interesante arista para un desenlace que promete cosas tremendas.

2.  Confesiones y traiciones 

Una de los grandes descubrimientos de la temporada se enfocan en la figura de Philip Jennings, a sus entrenamientos cuando jóvenes donde incluía tener relaciones sexuales junto a todo tipo de persona, conocimos un secreto que bien guardado tenía Gabriel. El hombre tuvo un hijo con Irina, el cual en la actualidad tiene 20 años y es un paracaidista ruso en servicio en Afganistán. La confesión a Elizabeth llegó en el momento justo donde la relación de ambos pasa un por momentos buenos y malos. Fue una especie de bálsamo necesario.

Por su parte, cabe destacar lo bien que Nina realizó su papel para sacarle información a Evi, logró generar un lazo potente para quedarse con el objetivo, demostrando que a la hora de actuar fríamente en una experta. La pregunta es qué le deparará esta vital ayuda.

3. El progreso de Beeman

Otro de los puntos interesantes de lo que llevamos de The Americans se centra en la figura de Stan Beeman. El agente del FBI fue dejando de lado las dudas con Zinaida para centrarse en la recuperación post separación. A pesar que él insiste que técnicamente con Sandra siguen siendo una pareja, ella es clara en señalar que ha llegado la hora de empezar el trámite más serio de desvinculación. El revolcón con la mujer conocida en la terapia no fue más que un espejismo dentro de su extraño camino.

Lo mejor para el hombre vino con su hijo, cuando logra generar un mínimo vínculo que logra sacar lo mejor de Noah Emmerich. Y ojo, que el actor se lució por partida doble, ya que fue el encargado de dirigir el 3×07, el mejor episodio de lo que va de la serie.

4. Martha y el protagonismo que queríamos

TheAmericans-3x07Cuerpo2

Walter Taffet, el mencionado capítulo, nos dejó uno de los mejores momentos de la serie. La escena cuando Aderholt descubre el micrófono al interior de un lápiz es brutal. Martha tuvo que lidiar con esa presión inmediata para librarse y no ser vinculada con lo sucedido. Todo esta acción nos llevó a ver lo mejor de una mujer que siempre está en un segundo plano pero que cuando interviene logra generar ruido. Acá lo hice y de gran forma, plantándose frente a Clark y guardando lo sucedido. Todo en medio de un angustia que se transmite. Bien por Alison Wright.

Walter Taffet, además, es el personaje  elegido para liderar la investigación de espionaje dentro de las oficinas del FBI.

Por fin, además, empieza a cuestionar este matrimonio de papel, arista que era inevitable que no explotara en algún momento.

5.  Misiones de alto calibre

2_78780d5583

La inclusión de Julia Garner (Kimberly) ha sido otro de los momentos memorables de lo que va de temporada. Todo el rollo que se ha generado con Jim es magistral, situación que está lejos de terminar porque la agencia quiere que Philip siga generando lazos con ella y así sacar información a la CIA.

El asunto con  Northrop avanza lento pero seguro, con Philip interpretando a un nuevo personaje de manera genial.

Y al final se sumó otro conflicto de alto interés con Hans involucrado en el caso del espía sudafricano.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register