4×23 Modern Family: Games People Play

La penúltima entrega de la cuarta temporada volvió a situarnos en tres historias distintas. Por un lado, tenemos a la nueva joyita de Phil, una casa rodante lista y dispuesta para salir a recorrer las costas norteamericanas con toda la familia. Mientras, Mitchell y Cameron asisten a las rutinas gimnasticas de Lily, apoyando de manera bien particular. Jay, Gloria y Manny tienen sus propios problemas gracias a una “invitación”.

Cristóbal Meléndez (@melepasajero)

Phil es un bonachón, luego de conseguir una van especie casa rodante piensa en un paseo familiar. Él, Claire y los hijos recorriendo diversas costas. Sin embargo, la idea no le gusta a su mujer, el solo hecho de tener reunidos dentro de un gigantesco auto a Haley, Alex y Luke la descoloca. Finalmente termina aceptando.

Quienes no tienen ningún tipo de complicación son Cam y Mitchell. Juntos ven en un gimnasio la rutina de la pequeña Lily, maravillados por la gran actuación de su hija. Eso sí el abogado se mostró reacio en un principio, pensando que se trataba de un simple pasatiempo. Con el transcurso de los minutos, se va dando cuenta del talento de la pequeña, entendiendo y compartiendo la euforia de Cameron.

En otro tópico del episodio de Modern Family, Jay, Gloria y Manny van en busca de la mochila de este último. Llegan a la casa de Philp, en donde no hay nadie, situación oportuna para que la colombiana demuestre todas sus artimañas entrando de igual manera a la casa. Lo propio en el hogar de la pareja gay, sumándose al arte de inmiscuirse junto a su marido en las cosas personales. Así, se dieron cuenta que no fueron invitados a la noche de juego, poniéndose ambos como locos del por qué los excluyeron.

A la postre, la invitación estaba en la mochila de Manny, a quien se le olvidó entregársela a los padres, por ende todas las teorías conspirativas se fueron al tacho de la basura.

La admiración de Mitchell hacia la labor de su hija va creciendo, como diversas artimañas para debilitar a la competencia. Esto, hace que los demás padres no vean con buen ojo a la pareja, pero que más da, Lily logró entrar en el equipo.

Volviendo con Phil, el viaje en un principio resulta muy tranquilizador, los niños se portan muy bien ante la extrañeza de Claire. Aunque toda normalidad se rompe volviendo a la cotidianidad. Locura y caos que hace explotar a Dunphy y desahogarse con otros hombres que se topa en la costa. Sin embargo, al final, termina siendo el mismo bonachón de siempre mientras ensaya unas coreografías con sus pequeños.

El capítulo baja el ritmo con respecto a los anteriores, quizás por ser la penúltima entrega se esperaba un poco más. A ver que nos espera para el final de temporada.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register