4×09 Homeland: There’s Something Else Going On

Todas las estrategias se concentraron en una transacción humana en el 4×09 de Homeland. Las palabras de Saul se las llevó el viento de Pakistán, y la intuición de Carrie cobró relevancia en medio del camino hacia un lugar seguro.

Jonathan Navarro

Un caso de distanasia por cariño fue lo que vivimos tras el último episodio de Homeland. Saul no podía soportar ser moneda de cambio para los intereses de Haqqanni. Pero finalmente lo fue. Lloró, pataleó todo lo que pudo e incluso estuvo dispuesto a morir por segunda ocasión para no llevar a cabo un intercambio de rehenes.

Toda esa convicción y amenaza en el rol de Mandy Patinkin se diluyó nuevamente por el convencimiento de Carrie, quien fue una pieza fundamental para concretar un inquietante cambio de prisioneros. Fue así como “There’s Something Else Going On” concentró todas sus fuerzas en esta transacción.

Con la desconfianza pura por uno y otro bando, los pakistaníes enviaron a Berenson con un niño bomba. Sí, ilesa humanidad los a través de ojos occidentales; pero una labor encomendada por Dios para el petizo asiático para el sector talibán. Un factor de encrucijada que acompañó en todo momento a Saul.

Esta amenaza para sellar el negocio desbordó el diálogo por unos momentos entre Mathison y Tasneem, las interlocutoras. Aquí es donde Carrie entró al ruedo y se inmiscuyó en medio de la pista de cambio para traer de vuelta a la razón a su mentor, quien derechamente estaba dispuesto a volar en cientos de pedazos con tal de no darles en el gusto a unos terroristas.

Los mismos métodos de persuasión del 4×08, dispusieron la salvación del ex jefe de la CIA en este 4×09. Un éxito a medias para la agencia gringa y una derrota clara al negociar con terroristas y devolverle integrantes claves de su formación. Conformidad del lado de Haissam.

Boyd acorralado

Gracias a la información de Aasar Khan sobre Dennis Boyd y su doble labor como informante secreto de los ISI, y en especial de Tasneem, el marido de la embajadora Martha Boyd terminó siendo acorralado por todos.

El profesor se mantuvo firme hasta niveles ridículos. Movimientos sin argumentos y un intento de escape lo llevaron finalmente a ceder ante la verdad de una traición a la patria. Aunque Boyd ya estaba más que acorralado y con muy poco que aportar a su delito, el rol de Mark Moses liberó una fracción de las averiguaciones de Haqqani: Conocer en detalle las salidas secretas de la embajada para una intromisión.

Conclusión contundente de Homeland que vio cómo la interpretación de Numan Acar consiguió pasar y dar los primeros pasos en este departamento estadounidense.

Dos puntos a considerar: El ataque con misiles a los vehículos que trasladaban a Carrie y Saul demostró que con un par de explosiones las cosas mejoran…un poco que sea. ¿Cuál será la respuesta de Mathison a este embate? ¿Tendrá el tiempo suficiente para contraatacar?

Hasta aquí, Haqqani ya despejó su ruta y su función mediática de seguro continuará con un pez gordo. Lo más posible que con Andrew Lockhart.

10 mandamientos del 4×07 y 4×08 de Homeland: Redux y Halfway to a Donut

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register