4×01 y 4×02 Homeland: The Drone Queen y Trylon and Perisphere

Un informante y trabajador estrella de la CIA se equivoca como nunca en el estreno del 4×01 y 4×02 de Homeland, y marca el retorno de Carrie Mathison quien deberá enfrentar enredados tratos de Pakistán.

Jonathan Navarro

Aquí no ha pasado nada. Esa fue la gran sensación con la llegada de la cuarta temporada de Homeland. No hubo preguntas inconclusas en la cabeza de nuestra protagonista Carrie. Sólo relativa calma en el rol de Claire Danes.

La producción Showtime retornó a la pantalla con una jornada laboral más en la vida de Mathison con el 4×01, “The Drone Queen”, con el festejo de su cumpleaños, su nuevo rol como madre y un caso de colaboración oculta entre Estados Unidos y grupos enemigos que se sale de control gracias a la breve participación de Sandy (Corey Stoll), labor que se detalla de mejor manera en el 4×02, “Trylon and Perisphere”.

Como que el recuerdo de Nicholas Brody se acentuó en la presencia de la hija de Carrie y en esta extraña relación madre hija en el 4×02. Frannie no encaja en la visión profesional de Mathison quien sólo busca excusas y evasiones al tiempo de crianza. Una idea que va hacia la crisis personal y familiar. Rescato en la actuación de Danes este sutil e intermitente desgano (había pensado en el término repugnancia) hacia el cuidado de su guagua.

Ataque de boda

Haissam Haqqani es el primer nombre en el listado CIA para eliminar en Pakistán. Una operación simple liderada por Carrie y sustentada en los datos de Sandy Bachman, un informante preciso que en esta ocasión volvió a acertar al paradero del objetivo, pero que se saltó la información de que el lugar bombardeado estaba lleno de civiles celebrando una boda.

40 víctimas dejó el ataque. Destrucción y un video en las manos del sobrino de Haqqani, Aayan (Suraj Sharma), un estudiante de medicina que en su dolor se apartó del sentimiento de revancha ante la pérdida de sus seres queridos. Sólo siguió su camino. Y que si no hubiese sido por la manipulación de su compañero de escuela, las imágenes del bombardeo no hubiesen llegado hasta Youtube.

¿Les sorprende que hasta aquí no haya mencionado a Saul? A mí en especial me dejó disconforme esta nueva posición de Berenson como especialista privado en seguridad y defensa. Hombre dispuesto a añorar su antiguo empleo y un espectador más en el desastre provocado por la CIA.

El problema de la exclusividad que Sandy presentó lo llevaron a una traición que se develó en parte en esta entrega doble. No sólo se erró en la información, se filtró la fotografía del rol de Corey Stoll, fue sindicado como culpable del ataque y sacrificado mediáticamente, justo en el momento en que se encontraba en las calles de Pakistán tratando de hablar con su colaborador secreto.

A partir de ese instante se desenvolvió el momento más impactante en el regreso de Homeland. Aquí entró en acción a Peter Quinn y Carrie, quienes en pos de solucionar este atado debieron ir en rescate de Sandy ante las amenazantes miradas de los habitantes de Islamabad. Esas advertencias se transformaron en persecuciones y luego en muerte. La interpretación de Rupert Friend, quien viene más perturbado en esta temporada, trató de apartar a la turba con un arma de fuego, pero el descontento fue más. Una decena de hombres sacaron del auto a Sandy y lo apalearon hasta su fallecimiento. El tramo más intenso en esta vuelta.

La madre del año

Andrew Lockhart y la CIA están bajo la mira de los senadores. La masacre contra civiles no sirvió de nada a la labor del actual director de la agencia, quien en el 4×02 fue acusado por Carrie de avalar y consolidar su carrera gracias al trabajo ultra secreto con Sandy para conseguir triunfos de seguridad para su país, fama, consolidación y así erigir a Langley como LA gran institución de defensa. Trabajo que pareció efectivo, hasta la exposición pública de Sandy como el responsable del asesinato de 40 civiles en Pakistán.

La inquietud de Carrie la llevó a indagar en los cuestionables métodos de su jefe para así hacerlo cambiar de parecer, ya que éste la quería traer de vuelta a Estados Unidos de manera permanente. Determinación parcial que la llevó a cuidar a su hija Frannie por un día. Una pequeña colorina como su padre y que sólo generó incomodidad en el papel de Claire Danes. Un papel de mamá que lo trató de hacer de la mejor forma posible, pero que entró en una breve crisis cuando Mathison tuvo un lapsus mental con su hija mientras ella estaba en la tina. Descuido de unos segundos que sustentan su escaso instinto maternal.

Eso la motivó a presionar a Lockhart para instalarse en Islamabad, alejarse de su responsabilidad y descubrir quién filtró los antecedentes que llevaron a la muerte a Sandy. Una actitud desafiante con su jefe y a la vez egoísta con su familia. Carrie es sinónimo de trabajo y desapego en una sesión que la llevará a trabajar nuevamente con Saul, quien se presentó más pensativo que nunca en esta sesión de Homeland. Por esta vía, Berenson consolidó una nueva alianza con su ex compañera, ya que él liderará el equipo de seguridad de Mathison en suelo pakistaní. Grupo especial que buscará desarticular los oscuros tratos establecidos desde Islamabad.

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register