3×09 Homeland: Horse and Wagon

Retorno y partida. Luego de un viaje relámpago hacia Caracas, Saul Berenson inició la segunda etapa de su plan, donde uno de los “engranajes” pasará de la insalubridad a la concentración total en un tiempo exprés.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

¿Sintieron la desesperación de Brody?

Esta locura asistida por tanta droga y aislamiento transformó al ex congresista en una moneda de cambio más al interior de un sistema estratégico. Así por lo menos lo expresó Saul, quien sustenta la vida del ex militar en su retorno a EEUU. Aunque la palabra retorno o regreso por tal son un concepto de fuerza, algo como una nueva era, Nicholas llegó débil y con una dependencia extrema a los calmantes.

Brody debe estar desintoxicado para antes de la asunción de Andrew Lockhart como director de la CIA. Para acelerar el proceso Dar Adal sugiere combatir este “incendio” con un tanque de bencina. La mano derecha de Saul consideró que la Ibogaína, un alcaloide potentísimo, para liquidar de manera exprés la adicción de este enfermo. El problema de este método fueron las alucinaciones, las cuales sirvieron para que Damian Lewis se luciera actoralmente en este tramo de insanidad mental.

Tiempo en contra

La manipulación a la cual fue expuesta Brody lo llevó al punto de desear su muerte. Pero en un mal momento. Saul siempre tuvo otros planes. La segunda etapa consignó el retorno de Brody a suelo estadounidense como único protagonista para una operación suicida en Irán.

La segunda etapa, luego de transformar a Javadi, tiene como foco a Darnish Akbari, actual jefe de la guardia revolucionaria de Irán y jefe de Majid. La idea imposible de Berenson trata sobre que el ex soldado asuma su rol como culpable de los ataques de Langley, solicite asilo político en Teherán, se reúna con este representante como enemigos comunes de EEUU y lo luego lo elimine. ¿Difícil, no?

La concreción de este plan influiría necesariamente en un deceso casi inmediato de Brody. Casi un elemento desechable. ¿Ya a esta altura, alguien cree que Nicholas terminará con vida en la historia final de Homeland? Con el desarrollo de la tercera sesión ya se confirma esta sensación de que el ex político será un mártir, un traidor, un fallecido por los secretos de Estado.

Al aceptar este trabajo se remarca el tema de la redención. Su inocencia está clara en el círculo de Carrie y Saul sobre lo ocurrido en Langley. Sin embargo, su culpa sí está presente en el intento de asesinato al vicepresidente de los EEUU William Walden con un chaleco lleno de explosivos del final de la primera temporada, (También como su posterior pirateo al marcapasos); en la muerte de Elizabeth Gaines, la ayudante de este secretario de estado y de su compañero en la transformación política, social y religiosa: Tom Walker.

Lockhart y Mossad

Alan Bernard, como agente de la agencia de seguridad de Israel -Mossad- está al servicio de Andrew Lockhart. Movimiento interesante que se diluyó en un instante y que quizás podría haberse desarrollado con mayor profundidad puesto que en un pestañeo Saul desbarató el intento del futuro director de la CIA por estar al tanto de sus movimientos.

Línea endeble que se destruyó cuando el propio Berenson encaró al senador para pedirle más tiempo para su operación. Fotografías de que Bernard había invadido la privacidad de Berenson bastaron para obtener lo solicitado. Andrew aceptó con el fin de evitar un drama diplomático con Israel. Nunca había estado tan quieto y calmo el rol de Tracy Letts. Por eso pareció tan fuera de foco esta línea del relato.

“Horse and Wagon” finalmente vio partir a Brody en esta misión hacia Irán, con el mal rato luego de tener un frío encuentro con Dana y con la esperanza de que este trabajo sea el último para dar paso a su perdón como ciudadano y padre de familia.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register