3×07 Homeland: Gerontion

 Descuidos que abren las puertas para un fracaso, pero que son solventados por medio de una transición rápida. Majid Javadi tendrá un especial trabajo desde ahora en adelante. El iraní enciende en Carrie un nuevo foco de investigación, una respuesta más a lo que aconteció en el bombazo de Langley.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

Luego de la traumática estancia de Majid Javadi en suelo norteamericano, este cabecilla traidor, ahora espía y “mascota” de los requerimientos de Saul en Estados Unidos, dejó encendida la esperanza en Carrie de que el autor material, el individuo que movió el auto al lugar estratégico de la explosión de Langley, sigue vivo y en tierras estadounidenses.

Lo que parece ser un triunfo, efectivamente lo fue. Pero el camino dejó heridos.

El baño de sangre que dejó Javadi en la casa de su ex esposa otorgó como una evidencia paralela una grabación de seguridad donde Peter Quinn fue captado por la cámara de uno de los vecinos de Fariba. Para evitar el conflicto entre policías, el compañero de Mathison asumió la culpa. Siempre teniendo en cuenta el peligro de la filtración y el interés mediático por este crimen.

El descuido de Quinn abrió las puertas para un fracaso mayor. Pero la transición fue rápida. Esto porque en unas pocas horas Saul dejó en claro el nuevo trabajo de Majid. El iraní, quien desvió millonarios fondos de su país para sustentar operaciones terroristas, tendrá que enviarle información privilegiada de su servicio secreto. Ese es el poder de la investigación y la información, que en este caso, el rol de Mandy Patinkin usó con el que en el pasado se hizo llamar su colega.

Sensación de alivio para Saul, quien además restregó en la cara del senador y próximo director de la CIA, Andrew Lockhart, esta polémica operación. Triunfo moral que también transmitió a su esposa, Mira, quien justo le estaba siendo infiel con un muy buen amigo de India.

Autor material

El duelo que se vive en esta séptima emisión entre Majid y Saul explica estos denominados gallitos de poder y convicción. Ya no son agentes empoderados de un físico privilegiado para hacer entender por medio de la violencia lo que el otro no quiere entender. Es un juego de beneficios y consecuencias.

La gran consulta de Saul antes de la “despedida” fue sobre quién había colocado la bomba en Langley. El papel de Shaun Toub  sólo confirmó que no fue Nicholas Brody y que había sido uno de los hombres de Abu Nazir. Un testimonio que liberó las dudas tanto en Berenson como en Mathison. En este caso, Carrie apareció como la más motivada para buscar al sujeto que transportó la bomba que hizo volar a la CIA.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register