2×04 Prófugos: 17

Revelaciones y venganza, mezcla perfecta para hacer de un capítulo un coctel perfecto. Estallido de emociones que tuvo su punto culmine en el adiós definitivo del Cacho Aguilera de una manera magistral.

Cristóbal Meléndez Martin @melepasajero

Los flasbacks son un recurso que cuando se saben utilizar cobra gran importancia. En esta temporada hemos visto varios muy interesantes que ayudan a conectar las emociones de los personajes. Así, vemos recuerdos de la relación de Tegui y Ximena mientras él se enteraba de su muerte en la televisión. Ahí comienza el viaje de Álvaro en sanar la herida y descubrir quién mató a la fiscal. Aquí viene el único punto que critico del episodio -aunque necesito ver la primera temporada para corroborarlo- que es cuando el ex detective llega a una central de monitoreo para ver a través de un video el momento en que la “Roja” asesina a Carbonell. ¿Se supone que al final de la temporada pasada la cara de los prófugos estaba en todas partes? Y por mucho que el Gobierno mantenga en secreto su escapatoria, fue muy fácil como entró en aquel lugar. Fuera de ese pequeño detalle, este capítulo tuvo grandes momentos.

Con Álvaro sabiendo la verdad, no puede abstraerse de los nuevos planes. El clan Ferragut no quiere dejar cabos sueltos y necesita vengar la muerte de Kika. Por eso, el Cacho Aguilera aparece en el horizonte. Mientras el narcotraficante celebraba su cumpleaños en un local, Freddy y compañía organizan el “plan perfecto”, crear una bomba para hacer estallar el restaurante. Luego de ver toda la preparación previa, llega el momento de servirse el plato delicioso de la venganza.

La manera en cómo se desenvuelven es magistral, creando un ambiente intenso que tiene el clímax con la culminación del acto. El último plato de Aguilera era una bomba que lo hizo estallar sin ninguna misericordia. Esta debe ser una de las mejores escenas de Prófugos, digna para mirar una y otra vez.

La revelación

El episodio no sólo nos dejó una gran venganza, también conocimos el vínculo entre Macarena Munita y Freddy Ferragut. Este último le reclama no haber cumplido con la promesa de “inmunidad” absoluta. Sin entregarnos más detalles sobre esta torcida relación, todo indica que se trata de una dupla que tiene muchas cosas que decir. ¿Será la vocera la culpable de silenciar a la fiscal y perseguir todo rastro que inculpe al Gobierno en la complicidad con el narcotráfico?

La mujer rompe “el pacto” afirmando en conferencia de prensa que Freddy está vivo y harán todo lo posible para atraparlo. Sin embargo, Ferragut va un paso más adelante cuando decide secuestrar al hijo de la vocera y “chantajearla” a que cumpla su palabra. Un nuevo escenario se abre, en donde se destaca la particular relación que nace entre el pequeño y Vicente, amante del difunto diputado.

Por otra parte, las sutiles amenazas a Irma continúan, además la PDI no le pierde el rastro. Sobre los detectives, Martín Bravo intenta obtener información de Moreno pero no consigue nada, sólo trasladarlo a un sitio “más seguro”.

Y Álvaro tiene su cara a cara con la “Roja” en un duelo que queda pendiente…

Gran episodio de una segunda temporada que en términos generales me parece más completa que su antecesora, historias más redondas y centradas en un límite de personajes.

 

 

 

1 Comentario

  • Sofia Martínez Reply

    13 marzo at 17:24

    Me gustan mucho las propuestas de HBO sobre todo cuando se trata de serie latinas, hace poco me enteré de una serie brasileña que está por estrenar una serie llamada Psi y me llama mucho la atención por que promete ser una excelente serie.

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register