2×10 Hannibal: Naka-Choko

Al ritmo del theremin, Hannibal Lecter y Will Graham tocaron una melodía única. El ex analista FBI entró de lleno en el juego de su psiquiatra y su “amistad” está consolidándose. “Naka-Choko” estableció un nuevo parámetro en la relación de nuestros protagonistas.

 

(@BartonWBickle)

 

Estamos en una nueva esfera. El 2×10, dirigido por Vincenzo Natali, gestó algo único en la trayectoria seriéfila de Hannibal. Esto porque Will Graham pasó de la defensa propia ante Randall Tier y del declarado empate con su psiquiatra por intentos de asesinato, hacia el mismo juego que lo condenó a la reclusión en un psiquiátrico.

 

Will se sometió al juego hannibalista. Sintió el poder de la muerte y la disección.

 

La verdad es que esta alienación descompone porque Graham cedió a la misma teatralidad de un asesino. El rol de Hugh Dancy ya no requirió de sus fascinantes diseños para dar con los orígenes de un crimen. En “Naka-choko”, él fundó la escena que juntó las partes de Randall Tier con huesos de un animal prehistórico. Recibió la posta de su “amigo”.

 

 

La hipocresía y la complicidad de esta relación médico-paciente aumentaron cuando la policía llegó hasta el lugar donde estaban expuestos los restos de Tier, y donde tanto Lecter como Graham dieron sus introspectivos apuntes sobre el homicida de turno…Una auto referencia en secreto hacia Will quien coronó su enfermiza movida con el asesinato de un personaje enervante, pero bien llevado por Lara Jean Chorostecki. Will terminó con la vida de la periodista Freddie Lounds.

 

 

Un husmeo desafortunado, algunas fotografías y el Jackpot: Órganos humanos en un congelador, dejaron estupefacta a la reportera que en un intenso forcejeo, una inquietante escapatoria y un dominio final de Will, sentenciaron la presencia de este personaje, quien fue fileteada y parte de la postrera preparación culinaria de Lecter en este episodio.

 

Theremín

 

El theremin sembró la duda en Alana. Este instrumento musical electrónico que no necesita ser tocado para emitir sonido, reveló la distancia que existe entre Hannibal y sus pacientes. Una visión personal que desacomodó a la amiga de Will.

 

 

La desafección y la falta de tacto (Algo que va en concordancia con el theremín) con sus pacientes cambiaron la mirada del rol de Caroline Davhernas. Se incomodó con su pareja y su confesión relacionada a la instrumentalización de sus clientes.

 

 

Y fue la misma música carente de contacto físico emanada del theremín que contrapuso a dos parejas enlazadas en medio del sexo. Hannibal con Alana en el desarrollo de una melodía electrónica formaron un paralelo con Will y Margot, quien reflejó sus dramas y heridas en el cuerpo de Graham. Los daños proporcionados por su hermano Mason Verger (Michael Pitt), el estrafalario heredero del imperio ganadero, fueron los nuevos detalles de esta particular relación familiar.

 

 

La imagen de amor se complementó con alucinaciones mentales del ex recluso del Psiquiátrico de Baltimore, quien por instantes vio en su cama a la propia Dra. Bloom. Un signo más de los rangos de similitud y conexión que está alcanzando con el Dr. Lecter.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register