2×1 Two and a Half Men: 11×13 y 11×14

 

Propuestas matrimoniales y despedidas de solteros. Episodios ceremoniales que le dieron con todo al quiropráctico Alan Harper, explotado en su patetismo. Ahora será Jeff Strongman el más humillado.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

11×13 Two and a Half Men: Bite Me, Supreme Court

Siempre entrega réditos colocar a Marty. El nonagenario novio de Evelyn luce por sí solo debido a su avanzada edad y todos sus problemas de salud. Un viejo pícaro con una mirada bastante negra sobre su círculo cercano.

En el 12×13, este hombre se decidió y pidió la mano de la corredora de bienes raíces. Ella entregó el sí.

Se organizó una despedida de solteros con los mejores amigos de Marty. Aquí se potenciaron las burlas sobre los conocidos del novio, y que debido al paso del tiempo, la gran mayoría ya estaban fallecidos, en coma o en una delicada situación de salud.

Pero la idea de llevar strippers a la junta de amigos cambió la perspectiva de Marty. Determinó que no estaba en edad para tener un nuevo fracaso amoroso. Sólo quería gozar. Alan fue sindicado como el culpable de la decisión del vejete en silla de ruedas. Él trajo a las bailarinas.

Y como Harper fue el de la embarrada, el mismo tuvo que buscar una solución. Nuevamente se apretó la tecla de la supuesta relación homosexual entre Alan y Walden. Esto bajo la mirada de los más viejos. Esa es la imagen que se proyecta de la convivencia de dos amigos viviendo en una casa enorme en Malibú.

Finalmente triunfó la estrategia de Walden con una “falsa” propuesta  de matrimonio hacia Alan. Una recreación que modificó la mirada de Marty, quien sentó cabeza y llevó a cabo su casorio con Evelyn.

11×14 Two and a Half Men: Three Fingers of Crème de Menthe

Lyndsey dejó a Larry. Eso llenó de esperanza a Alan. El personaje de Jon Cryer fue pura esperanza mientras dialogaba con el mismo Larry, esta vez mientras interpretaba a este buen amigo llamado Jeff Strongman.

Sin embargo, y a pesar de estar soltera, Lyndsey no quería tener la misma relación de hace unos años con Alan. Ella sólo volvería con el hermano de Charlie siempre y cuando se casaran. Acá el quiropráctico se encuentra con lo complejo. Dejar su vida de soltero para dar paso a una vida en matrimonio. Situación recurrente en el padre de Jake que siempre le hizo el quite a esta opción.

Una charla con Larry sobre lo positivo que sería un pacto nupcial no le trajo suerte a Harper. Es más, esto sería el preámbulo de un acto doloroso. Esto porque fue el propio Larry que siguió las conclusiones de la conversación: Jugársela por su mujer. Alan debía retractarse y casarse con su “novia”.

Con el entusiasmo a tope, Alan fue por Lyndsey y allí se dio la humillación total. Harper sólo llegó a presenciar la propuesta nupcial de Larry hacia la madre de Eldridge. El mundo harperiano al suelo, Jeff como un debilucho, y con un sutil tiro de cámara hacia el rostro entristecido del golpeado quiropráctico de las estrellas. Una caída más del personaje que no conoce la palabra autoestima.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register