2×06 The Americans: Behind the Red Door

americansS2_elizabeth_1600_phixr

El nivel de esta temporada es impresionante. No es por caer en la exageración o pecar de fanatismo, bueno, me declaro bien fanático de The Americans. Pero cuando uno cree que tras un gran capítulo el siguiente bajará un poco, y se da cuenta que pasa todo lo contrario, es que la serie goza de buena salud en cuanto a la claridad de su historia. Tiene una regularidad impresionante.

Cristóbal Meléndez Martin

Mis alabanzas intentan darle algo de justicia a la serie, batallando ferozmente contra eso llamado rating. Por eso, en cada review destacó una y otra vez las grandezas de The Americans. Behing the Red Door no se quedó atrás, transformándose en un tremendo capítulo, con ingredientes reveladores, cotidianos, e impactantes. Contactar a Lerrick fue uno de los motores principales del capítulo, planificación que trajo de vuelta a Claudia -siempre es un placer ver a Margo Martindale- . Philip y Elizabeth se hacen pasar por agentes de la CIA para sacar información sobre el marine y su relación con los espías de la KGB. El hombre niega haber asesinado a Emmet y Leanne pero asegura que tuvo intenciones de hacerlo. La pareja decide dejarlo con vida para enfocarse en otros asuntos, mientras la central entrega su visión del tema.

amer

Uno de esos asuntos fue algo cotidiano de la relación de pareja pero magistral por la forma en como lo llevaron. Elizabeth quería saber más sobre la intimidad de Clark luego que Martha contará detalles de sus relaciones sexuales con Philip. Antes de entrar en las preguntas, esta historia quiso involucrar varios detalles para crear una moraleja mucho más potente. Así, vimos al inicio como Philip y Elizabeth gozan de un sexo tranquilo, apasionado y con amor; el de una pareja fortalecida. Sin embargo, Elizabeth quiere romper ese molde proponiendo tener sexo con Clark, con su apariencia y salvajismo.

clark

En este punto, empieza un paralelismo con el camino que empieza a desarrollar Lucía. La joven centroamericana es contactada por Elizabeth para que engatuse al asistente del senador en las oficinas del Capitolio.  La mujer lo logra, entregándose al hombre, recuerdos de cuando la rusa hacía lo mismo por tener información. Esto, perturba a Elizabeth que tras aconsejar a la joven se reúne con Philip esperando encontrar a ese Clark salvaje. Todo este juego sexual no terminó de la mejor manera cuando el macho enfrenta a la hembra de una manera violenta y poco convencional, alejado del romanticismo y del significado de la pareja. Elizabeth termina llorando ante la rabia de su marido, un hombre que le entrega a Martha una sensación totalmente distinta a la que le entrega a su mujer. Una clara diferencia entre espontaneidad y obligación.

Oleg vs. Stam

La disputa entre el agente del FBI y el hombre de rezidentura tuvo su primer golpe. Todo indica que Arkady está detrás de los chantajes cuando interroga a Oleg sobre el accionar del policía. “5o/50”, es la respuesta del hombre que entre preocuparse de los archivos del congresista, tiene también en mente los registros de sus seguimientos. Tres días tiene el hombre del FBI para conseguirlo, mientras, pide ayuda a Gaad para proteger a Nina, cena con su esposa e hijo -hasta que apareció- sin importarle lo que sucede con su familia. Su mente está en la bella rusa, a quien le promete beneficios siempre y cuando se somete al polígrafo del FBI. Obviamente ella se niega.

El gran golpe de Claudia

600 ya

El eje principal del 4×06 de The Americans giró en torno a Larrick y su vinculación en los asesinatos de Leanne y Emmet. Nos dejan la incógnita de qué pasó cuando Philip lo intercepta a punta de pistola en un bar gay. Lo que quedó totalmente claro fue que la confesión de Claudia traerá mucho revuelo. Ella confiesa que durante una relación que tuvo, habló más de la cuenta sobre los espías y su rol en suelo americano, lo que pudo haber desencadenado en la muerte de los amigos de Elizabeth. Esto suena a despedida definitiva de Claudia y del caso. Aunque con The Americans nunca se sabe.

Tras este magistral final termina un nuevo episodio de gran nivel. No mencioné a Paige, ya que tuvo poca participación dentro de su historia de seguir involucrándose con el mundo religioso. Además, está ese hombre de las llamadas extrañas a la señorea Jennings y la nueva aparición de Kate. De seguro sobre esto y mucho más tendremos en las siguientes entregas. Tampoco puedo dejar de mencionar la muerte del asistente del congresista a manos de Lucía. Poesía hecha televisión, buena televisión.

Bravo, bravo, bravo por The Americans.

 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register