2×05 The Americans: The Deal

americansS2_philip_1600_phixr

Lo que parecía un solo trato terminó en dos. De diferentes connotaciones, pero con el mismo trasfondo psicológico detrás. The Deal fue el capítulo de Philip, sumergido en situaciones complejas que le trajeron más de un recuerdo de su patria querida. Este capítulo nos dejó un juego exquisito entre el deber y la culpabilidad, ese límite que bordea lo terrible con la honestidad. A la postre, somos tal cual somos y debemos adaptarnos, pero nunca dejar la esencia. En The Americans, sus protagonistas no lo hacen, a pesar de los matices.

Cristóbal Meléndez Martin

El tremendo cliffhanger del 2×04 nos invitaba a conectar de manera inmediata con este capítulo para responder todas las inquietudes tras el fallido secuestro a Anton. Así nos enteramos que uno de los atacantes era un agente del Mossad,  una agencia de inteligencia de Israel. Si hace poco Philip vivió la sensación de estar “secuestrado”, acá le tocó vivir la otra parte. La retención dejó interesantes momentos, como la conversación entre ambos en donde intentan componer el panorama de la situación, un relato alejado de los orgullos personales y con un tono a obligación. Me trasladaron miseria, miedos y recuerdos. Todo gracias al guiño sobre los carámbanos -hielos con formas de cono- y al momento que Philip lleva al hombre a cagar y este intenta infructuosamente huir. También conocimos a la sustituta de Claudia, una joven llamada Kate que debió mantener informado a Philip.

haaa

Rezidentura se encargó de llevar a cabo el trato, el cual consistió en un trueque entre el agente del Mossad por Anton. Este volvería a su tierra natal mientras el físico a la Unión Soviética. Todo el manejo político tuvo un ingrediente llamativo en la figura de Oleg, quien constantemente fue cuestionado por Arkady. Al parecer, la presencia del hombre no cae del todo bien y el lo empieza a notar. Por eso, se fijó el objetivo de aprovechar los informes sobre Nina para ir más allá. Sabe que algo raro hay y se lo hace saber a la bella mujer. Quien también logró enterarse de la movida del trueque fue el FBI, en donde Beeman y Gaad desarrollaron todo un plan para detener el movimiento.

Respecto a Elizabeth, cumplió dos roles muy distintos a la importante misión que se estaba realizando. En primer lugar, realizó una genial visita a Martha. Jennifer, la hermana de Clark, fue a evitar que la secretaria diera a conocer el estado civil de su marido. Pero sin duda lo mejor de la conversación de las “mujeres de Philip” fue el rol en la cama del hombre. Las copas de vinos hicieron hablar más de la cuenta a Martha, contando lo salvaje de Clark en el sexo. La cara de Elizabeth fue sencillamente magistral, como también fue su despedida del pobre Brad, una vez conseguido los archivos de Larrick. Con las ilusiones de un hombre enamorado no se juega… Esto es The Americans, y así debe ser.

El trato finalmente se hizo, siendo todo el preparativo un gran viaje a la tensión, a la misericordia, los cuestionamientos y la firmeza. Stan, Gaad y otros agentes siguieron la pista de un auto en búsqueda de frenar el intercambio. Mientras, Philip tiene que soportar uno de los requerimientos más emocionales que haya escuchado. Anton le ruega clemencia. Pide por su familia, sus hijos. Promete ayuda en suelo norteamericano. Llora. Trata de mounstro a Philip. Sigue llorando. Nada de esto logró convencer a un Philip que siguió adelante a pesar que su rostro denotaba una cierta incomodidad. El intercambio terminó, 1.500 judíos en Rusia fueron trasladados a Israel.

oleg_phixr

Cuando se pensaba que el único trato del 2×05 The Americans llegaba a su fin, una gran movida terminó por consolidar un “capitulazo”. El FBI cayó en los pies de Oleg, siendo Beeman quien contacta al joven ruso, recibiendo una dosis de dinamita pura. “¿Qué puede darme a cambio de la seguridad de Nina”?, fue el sugerente trato que busca Oleg para no contar nada sobre la relación que llevan la rusa y el policía.

Sobre el final, las menciones a los carámbanos hicieron eco en Philip que al llegar a su hogar pregunta a Elizabeth si habían de esos hielos en el invierno de Smolensk. Todo, acurrucado en los brazos de su mujer mientras el reloj sigue avanzado de cara a un nuevo día. Esta son sus nuevas vidas, reflejadas en un recuerdo tenue de un pasado que comienza a olvidarse.

eli

Antes de cerrar la review del tremendo 2×05 de The Americans, tres frases a destacar:

“No todo es por ti. El motivo que leo la biblia y voy a ese grupo no es por ti, es por mí.  Mi vida, esta vida de locos… no sé cómo encajar las cosas“. Page a Elizabeth.

“Soy un estudiante en ciernes del capitalismo. Todo tiene valor, todo puede ser intercambiable, ¿verdad?, Oleg a Stan en una maravillosa introducción llena de metáforas.

“Nosotros tenemos mejor vodka. Ellos mejor tabaco”. Arkady mientras fumaba -disgustado- cigarrillos rusos.

 

 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register