2×04 The Americans: A Little Night Music

phil-and-liz-2_phixr

Que gran serie es The Americans. Cada capítulo supera al anterior, todo un mérito que habla de una temporada redonda y la cual recién comienza. El 2×04 tuvo de todo, un excelente regreso y un final tremendo.

Cristóbal Meléndez Martin

El inicio del 2×04 de The Americans no pudo ser mejor gracias al regreso de Claudia. La mujer está muy preocupada tras la muerte de Leanne y Emmet y tiene el nombre del presunto autor de los crímenes. Se trata de Andrew Larrick, un antiguo hombre de operaciones en Vietman yq ue actualmente trabaja en un división muy difícil de entrar. Para llegar a él necesitan una buena tapadera, siendo Brad, un marino de Virgina Beach el sujeto indicado. Antes de eso, tuvimos dos cosas interesantes. Paige se ha juntado con Kelly, la joven del autobús para asistir a un iglesia. Mientras, Philip – con el mejor “disfraz” visto hasta el momento- sigue a un físico judío de nombre Anton, un hombre que logró escapar de la Unión Soviética para instalarse en Estados Unidos.

philip

Estas fueron las tres premisas más importantes de un episodio que tuvo otros ejes de relevancia. En el FBI, Gaad fue sacado de su puesto debido a los sucesos ocurridos con Bruce y su intromisión en suelo americano. Ahora, vendrá un nuevo hombre a revelarlo. En Rezidentura, el Arkady le entregó los informes de Nina a Oleg, incluyendo su relación con el agente norteamericano, eso sí, no sabe lo de su traición inicial. Esto sin duda cambia el panorama de la mujer, quien ahora deberá lidiar con la notoria insistencia del hombre. Sobre Beeman, lo más destacado fue la confesión sobre su amante que le hizo a Philip.

Elizabeth, más guapa que nunca, contacta a Brad iniciando un magistral juego psicológico con el tímido marino. El hombre, amante de la música clásica, cae rendido ante los encantos de la mujer que tuvo que hacer muchas cosas para empezar a entrar en la misión. Lo más interesante fue su relato sobre esa ficticia violación a manos de Larrick. Pero Brad, fiel a su personalidad, no cumple su promesa de entregar el expediente del hombre. Es ahí, donde Elizabeth demuestra que para este trabajo no deben existir los tapujos con tal de conseguir el objetivo.

elizabeth

Y si de objetivos se trata, hay dos que empiezan a sucumbir o dejar un manto de dudas. Primero con Paige. Su madre descubrió sus andanzas y no se lo tomó para nada bien. Es que la joven empieza a sentirse atraída por ese mundo espiritual, situación que incomoda a Elizabeth pero no a Philip. El hombre, comprende que detrás de esto hay una búsqueda por ir experimentando nuevas cosas, más que un deseo profundo hacia algo determinado. Aún así, la hija ya empieza a generar dolores de cabeza.

Antes de entrar en el tremendo final, debo mencionar lo genial que es la relación Martha-Clark, quienes tuvieron su primera discusión fuerte, motivada en cierta parte por una estrategia de Philip. Pero al parecer esto le traerá muchos problemas, puesto que Martha está dispuesta a postular al cargo de inteligencia y deberá poner el nombre de su marido. Llamó a Clark, pero esté no contestó. Es que Philip y Elizabeth estaban concentrados en la misión de atrapar Anton. Cuando todo parecía terminar de buena manera, una mujer y un hombre atacan a la pareja de espías desatando una verdadera batahola en plena calle. Si eso ya parecía algo terrible, estaba lejos de ser lo peor. La misteriosa mujer arranca en el auto de la pareja con el cuerpo aturdido del físico dentro de la maleta, un golpe fuerte al mentón de Philip y Elizabeth, que desencajados no pueden creer lo que acaba de suceder. Tremendo cliffhanger para una serie que sigue un transcurso de temporada sencillamente espectacular.

final

 

 

 

 

 

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register