1×13 The Following: Havenport

joe carrol

¿Se acerca la caída de la casa carrolista? “Havenport” enseña la osadía y desesperación de Roderick al reconocer ante Joe que el FBI descubrió su identidad. La trama se complica y Carroll decide dar un giro a la historia. 

Jonathan Navarro (@BartonWBickle) 

El teniente Tim “Roderick” Nelson demostró que tiene huevos. Se paseó casi sin preocuparse de la presencia del agente Mike Weston en la comisaría de Havenport. Y al instante del reencuentro, el machacado policía intentó detener a Roderick, quien con propiedad no tomó en cuenta al armado oficial. Caminata rápida del carrolista, mientras los otros funcionarios de la comisaría frenaban al joven Weston, bastante iracundo y desaforado ante la escapatoria del sheriff.

Roderick llegó al refugio y le manifestó a Carroll la necesidad de abandonar la casa e ir por otro plan. El rol de Purefoy se negó. Que aún no era tiempo de huida. Conflicto inmediato y quiebre entre ambos.

No todos se sienten conformes cuando son liderados por una persona equis. Roderick demostró lealtad en un inicio, y cambió de mirada al notar que con su guía ya no querían las mismas cosas.

El personaje de Warren Kole copó la atención por sus incesantes cambios. Coraje, disuasión, desesperación, humillación, violencia y rebeldía. Este último concepto fue iniciado por la disparidad de juicio que tuvo con Carroll, lo que lo motivó a re secuestrar a Joey.

Se armó un equipo de búsqueda para el menor y se indicó la misión de matar al secuestrador.

La policía dio con Roderick. No alcanzó a escapar del FBI. Nelson, para dar información acerca del paradero de Carroll, pidió un trato; incluso informó sobre el plagio de Joey Matthews. El acuerdo se puso bajo la condición de la entrega del pequeño a cambio de su libertad.

Los altos mandos se opusieron. Ryan no siguió las órdenes. Sacó a Roderick de la comisaría disfrazado de agente FBI y en un auto policial. En el maletero de éste, Mike Weston informó a Debra del lugar. En tanto que ya estaban listos los sicarios, dirigidos por Jacob, para encargarse del ex sheriff.

Se ubicó al pálido y secuestrado cabro chico. Roderick perdió la vida a manos de los súbditos de Carroll. Sólo les quedaba sacar a Joey del fuego cruzado. Tramo de acción donde Jacob re raptó al escuálido niño. La persecución se hizo corta y Hardy logró hablar con Wells. Lo hizo entrar en razón. El asesino de Paul escapó rápidamente y dejó botado al hijo de Claire. “Tú eres Ryan Hardy…Mi mamá me dijo que eras de los buenos”, dijo el prescindible personaje.

En paralelo, Claire sorprendió a Joe con una proposición. Ella se quedaba con él, siempre y cuando dejara en paz a su hijo. Un beso de tregua…hasta que Claire apuñaló a Carroll en la zona abdominal. Doloroso, pero nada grave. Por ese hecho de sangre, el ex docente anunció un gran cambio en la historia. El giro consistirá en la muerte de Claire. Ese fue el spoiler que le comunicó a Ryan. Hubiese esperado (Mucho antes eso sí), que tomara esa determinación con su hijo.

El uso de los medios de comunicación puede traer consecuencias. Eso fue lo que pasó con un mensaje que transmitió Ryan. El consultor FBI declaró que se entregaba “inmunidad total” por información concreta sobre el paradero de la secta de Carroll. Y llegó una joven, al parecer, inofensiva. Se iba a conversar con ella hasta que atacó a uno de los agentes federales y le perforó un ojo con un implemento para su pelo.

Ahora sí que el camino está complicado para Joe Carroll. ¿Se aproxima la caída de la casa carrolista? El FBI se tomó Havenport y el seguidor de Allan Poe deberá hacer un escape monumental para eludir el cerco policial y concluir con un decente final su historia. Consecutivas malas noticias para el novelista, que en estos últimos episodios deberá alinear a todos sus contactos para salir de esta debacle.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register