1×12 Pulseras Rojas: ¿Hay un ángel en el hospital?

angel.1170

Un capítulo decisivo en la vida de los pulseras. Tras la muerte de “Nacho”, ahora es “Benito” el que no anda nada de bien, mientras dos de los amigos están a punto de abandonar el hospital, separando para siempre al grupo.

Juan Carlos Muñoz (walasbishop)

En “Pulseras Rojas” todo podría desmoronarse de un momento a otro. Es que la serie de TVN plantea capítulo a capítulo más y más disyuntivas para el grupo de los pulseras, quienes ya sufrieron la pérdida de uno de sus integrantes más queridos.

Y es que la muerte de “Nacho” remeció a los amigos, que en este capítulo más encima tuvieronlucas nuevo que enfrentarse a la delicada salud del auxiliar “Benito” y la posible partida de dos de sus miembros, quienes podrían abandonar para siempre el hospital.

Un complicado escenario que parte con la mala noticia de que “Marco” ya no puede escuchar a “Lucas”. Es que tras la operación, el imprescindible del grupo dejó de comunicarse con el inteligente, desatando la preocupación de los pulseras, que recurrieron al doctor para que le hicieran nuevos exámenes al más pequeño de sus compañeros.

seba quiebreMientras, “Cristina” no sabe qué hacer. La única mujer del grupo se debate entre el amor de “Lautaro” y “Sebastián”, sobre todo luego de besar al primero mientras aún mantiene un pseudo pololeo con el segundo. Más encima, la chiquilla es nuevamente controlada por su médico, quien le da una noticia inesperada: logró subir de peso por cuarta semana consecutiva y es tiempo de darla de alta.

La buena nueva no es nada de positiva para “Cristina”, quien no sabe cómo contárselo a sus amigos, confiando sólo en “Marco”, que también vive horas decisivas: pese a todos los esfuerzos al parecer tendrá que dejar el hospital e irse a un hogar del SENAME. 

Los difíciles días tienen a todos tensos. “Cristina” decide terminar con “Seba”, mientras “Lucas” es nuevamente tocataintervenido y “Marco” intenta a toda costa quedarse, realizándose nuevos exámenes de rutina que avalen su estadía en el lugar. Todo mientras se da cuenta de un detalle que lo perturba: la niña que llegó como compañera de pieza del pequeño imprescindible podría ser nada menos que un ángel que viene a llevárselo.

Sin embargo, fieles a su estilo tirador para arriba, los pulseras deciden darse ánimo realizando una tocata en la azotea, en honor a “Nacho” y para que “Lucas” se recupere rápido. No obstante, en medio de ésta, los amigos sufren un nuevo golpe: “Benito” se desmaya dramáticamente y su vida pende de un hilo.

Al parecer “Marco” tenía nuevamente razón, y la niña ángel sí quería llevarse a uno de sus amigos… ¿Será éste el fin de “Benito” y un nuevo dolor para los pulseras?

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register