1X11 The Americans: Covert War

americans1x11_0074_phixr

Venganza, un plato que se sirve frío para disfrutarlo a la perfección. No se permite el descontrol, una mala planificación o una pésima idea. En especial, cuando no manejas los datos correctos y tu enemigo parece ser otro… 

Cristóbal Meléndez (@melepasajero)

¿Es una Guerra Fría el hecho de atacarse silenciosamente el uno al otro? ¿Cuándo te encubres y te disfrazas para atacar? ¿Cuándo asesinas? 

La violencia indirecta y secreta va quedando de lado entre Estados Unidos y la Unión Soviética. La CIA ha decidido actuar mandando a matar a tres altos oficiales de la KGB. El primero, Viktor Zhukov, el jefe del Directorio “S”. Golpe bajo para Elizabeth , su mentor era asesinado.

Antes de enterarse, junto con Sandra estaban pasando una “noche de chicas”, mientras Philip se quedaba con los niños en el deprimente motel. Toda fiesta tiene su final, Claudia le cuenta a Elizabeth de lo sucedido y le da el nombre del responsable. Richard Patterson, director de planificación de la CIA para la Unión Soviética. “Tiene que morir” es la consigna de la agente.

Una relación que parece “morir” es la de Sandra y Stan. Ayudada por el alcohol, la mujer lo encara por sus constates llegadas a altas horas de la noche, empezando a dudar de sus historias de detective ejemplar. Beeman intenta frenar esta situación cuando visita a Nina en su “nicho del amor”, afirmando que su esposa ya sabe de su infidelidad. La bella rusa lo entiende asegurando que la familia es lo más importante. Pero la carne es débil, el juego seductor de la joven mujer es más fuerte para un Stan que vuelve a caer rendido a la piel soviética.

Durante el capítulo nos van mostrando diversos y muy bien logrados flashbacks de la relación de Elizabeth con Zhukov, explicándonos por qué la agente desea y necesita vengarse. En su plan, involucra a Philip, que acepta ayudarle a pesar de sus dudas iniciales. Gracias al arte del disfraz y la seducción, la mujer logra su objetivo secuestrando a Richard desde el baño de un bar. Lo llevan a un sitio tipo industrial para comenzar el interrogatorio. Siempre vendando, afirma que él es sólo un burócrata, que él no decide nada y que mueve las voluntades de otros. Todo, mientras Elizabeth le apuntaba con una pistola.

La mujer termina arrepintiéndose señalando que perdió el control, por eso libera al director de planificación de la CIA. Rápidamente, el FBI le pregunta por lo sucedido sacando una buena conclusión: Una pareja (un hombre y una mujer)de agentes de la KGB estuvo detrás.

Para el final, una especial conversación entre Elizabeth y Claudia en sus ya acostumbrados diálogos al interior de un auto. La “abuela” cuenta que con Viktor tuvo una relación. Sin embargo, Elizabeth no se fía de su historia, como tampoco del dato que le entrego sobre Patterson. El personaje de Keri Russel cree que todo se trató de una trampa para que desobeciera las órdenes de Moscú y así la mandaran de vuelta. 

La desconfianza está en su punto álgido, en especial cuando Elizabeth le recalca: “Esto no te va a salir bien, vieja” . La relación entre ambas es una bomba de tiempo de cara a lo que viene. Al igual de lo que sucede con Philiph/Clark, que ya conoció –contra su voluntad- a los padres de Martha.

Covert War nos deja la siguiente reflexión: A la guerra entre Estados Unidos y la Unión Soviética, ¿Sumaremos una nueva entre los agentes de la KGB?

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register