1×11 Hannibal: Rôti

El Dr. Abel Gideon se escapa en medio de un traslado hacia la corte. Demuestra su talento cirujano ante el FBI y envía mensajes al “Chesapeake Ripper”. Empeoran las alucinaciones de Will. Esta vez lo hacen colapsar.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

Frederick Chilton, el director del Psiquiátrico de Baltimore, está siendo cuestionado por supuestas prácticas poco éticas, al manipular al Dr. Abel Gideon, con los crímenes de “Chesapeake Ripper”.

Rôti” entrega la sensación de un sueño incómodo. Grandes hielos y olas arrasadoras. Will Graham está siendo consumido por su encefalitis. La pregunta que emerge es: ¿Graham encontrará en algún momento tranquilidad mental?

El Dr. Gideon es trasladado hacia la corte. Abel se enfrenta a Chilton. El cautivo recuerda que se inculpó por el asesinato de su familia. Mientras que la muerte de una de las enfermeras del centro fue responsabilidad del director.

En el trayecto, Gideon logra escapar. Destripa a quienes lo estaban vigilando.

Alana y Will discuten con Chilton sobre el fugitivo. Sobre sus responsabilidades éticas y el peligro que puede causar el personaje realizado por Eddie Izzard, al pensar que es “Chesapeake”. El director del centro psiquiátrico confesó que la última cosa que le dijo Abel, es que intentará demostrar que él es el destripador más buscado por el FBI.

Una sala llena de astas. Eso es lo que imagina Will y lo que le expresa a Hannibal. La gradual transformación psíquica del analista lo ha dejado en un estado catatónico ¿En qué se está convirtiendo Graham? ¿Hacia dónde lo dirige su subconsciente?

Los cerebros de las víctimas de Gideon fueron revueltos. El fugitivo envió un mensaje. El FBI determinó que Abel va a cobrar venganza con los terapeutas que lo atendieron y analizaron. Chilton y Bloom están en peligro.

Freddie Lounds es contactada por un supuesto psiquiatra conocedor de la historia de Gideon: el Dr. Carruthers. Ella se junta con el especialista. Abel sale del anonimato y le presenta una imagen para no olvidar: El psicópata removió la lengua de su víctima y la sacó por su garganta. El talento cirujano permanece intacto y lo demostró con una de las personas que escribió sobre él. Lounds deberá publicar la historia en su blog. Gideon le dice que hay más historias por escribir. La intención de Abel es llamar la atención del verdadero “Chesapeake”.

Nuevas víctimas. Todas vinculadas con Abel, excepto una. Uno de los cadáveres está sin uno de sus brazos. Mensaje directo a Jack Crawford, debido a la similitud con el caso de Miriam Lass. Ese homicidio pertenece a “Chesapeake”.

Gideon está operando en el observatorio donde se encontró el brazo de Miriam Lass. El Dr. Chilton es su motivo de trabajo. El cómo lo capturó quedará para la duda, pues de un segundo a otro Frederick se encontraba en manos de Abel, en cirugía de venganza. Le quita un par de órganos y escapa. El encargado del Psiquiátrico de Baltimore quedó agonizando.

La policía llega al observatorio. Will alucina con el ciervo que se le ha aparecido durante casi toda la sesión. Su instinto lo guía hacia los alrededores. Se escabulle en el auto en el cual se traslada Gideon. Lo apunta con una pistola. El consultor FBI está perdiendo la cabeza y lleva a Abel a la consulta de Lecter. Mientras Will sufre una convulsión, Lecter enfrenta al prófugo. Hablan de la identidad y del verdadero destripador. El dueño de casa sabe de la rutina de asesinatos que está llevando Gideon con los especialistas que alguna vez lo atendieron. Hannibal le ofrece el paradero de Alana Bloom.

Will despierta y Lecter se aprovecha del inestable policía. Le recuerda que Abel sigue libre y demuestra preocupación por Alana. Hannibal se recrea una escena de su patente complicidad.

Graham sale tras los pasos de Gideon. En su cabeza, está siguiendo a Garrett J. Hobbs. Finalmente Will mata a Abel, quien se estaba cuestionando quién era realmente y sobre lo que provocaría en él, el eventual asesinato de Alana.

Rôti” dejó en estado deplorable la salud de Will. Este episodio demostró la necesidad de Hannibal por conseguir la amistad. Todo porque se siente representado en cierto grado por los acontecimientos que ha tenido que vivir Graham. Empatiza con la debilidad y la confusión del analista forense.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register