1×10 Hannibal: Buffet Froid

La condición de salud de Will empeora. Hannibal confabula para ocultarle información. Le hace creer a su “amigo” que tiene un problema mental. Graham en realidad tiene encefalitis, un mal neurológico que se irá complicando en el tiempo.

Jonathan Navarro (BartonWBickle)

Will Graham siente el peso de su conciencia. El secreto de la muerte de Nick Boyle a manos de Abigail, agregó mayor estrés sobre el analista. La inestabilidad mental de Graham se explaya cuando Hannibal le pide que dibuje un reloj. El consultor realiza el boceto y desde su mirada está todo bien. Sin embargo, Lecter ve la realidad: En el papel, un deforme reloj.

Una joven llamada Beth LeBeau es asesinada. El FBI llega al lugar. Desde la distorsionada mirada de Will, se ve a él mismo llegando a su casa a destripar un pescado. Pero esa imagen se transforma de inmediato en la escena del crimen de Beth LeBeau. Su condición traspasó el relato y así, al espectador. Una icónica función de inestabilidad.

Las primeras pesquisas forenses determinaron que Beth LeBeau se ahogó en su propia sangre, luego de que rasgaran sus mejillas con un arma blanca.

Will repasa con Lecter su deficiente trabajo en la última reconstrucción. Su consejero lo coloca en la realidad de que se está enfrentando a un problema neurológico o a una enfermedad mental.

El Dr. Sutcliffe, compañero de universidad de Lecter, analiza el sistema neuronal del rol de Hugh Dancy. El ayudante de Crawford se somete a un escáner. Hannibal conversa con su colega y le dice que puede ser encefalitis. Una conclusión que la hizo a través del olfato. Capacidad notable y a la vez espeluznante del psiquiatra.

Según el escáner, el lado derecho del cerebro de Will luce inflamado. Es encefalitis. Una condición que empeorará en el tiempo. Sin embargo, el Dr. Sutcliffe le dice que no tiene ningún problema. El requerimiento de Lecter a su ex compañero vale más y Graham piensa que sólo tiene algo psicológico.

Will vuelve a lugar donde falleció Beth LeBeau. Repasa el contexto. Ve la hora, dice su nombre y la ciudad donde se encuentra. Una extraña mujer sale debajo de la cama. Graham no puede atraparla. Pestañeo y el reconstructor de crímenes se encuentra en un bosque. Olvidó más de tres horas.

Graham llama a Beverly Katz para que lo ayude en el caso. Aventuran sobre alguna enfermedad de la homicida. Will se identifica con esta asesina, quien de por sí no puede ver, y no sabe las enfermedades tanto mentales como físicas que la aquejan. Graham también se encuentra en ese limbo.

Las investigaciones de la muerte de Beth LeBeau apuntan a una amiga: Georgia Madchen. Jack y Will hablan con la madre. Ella detalla la enfermedad y los primeros síntomas de su hija: Alucinaciones y depresión psicótica. Su estado en la infancia se asemeja al sentir de Graham. Ninguna prueba médica determinó con exactitud la enfermedad de su hija.

Hannibal cena con el Dr. Surcliffe y hablan de la capacidad de Graham. La “rara adquisición” de Lecter. La amistad que siente el papel de Mads Mikkelsen hacia el policía, lo hará ocultar y con la venia del neurólogo, la verdadera situación. El ánimo investigativo y la proyección de llevar al extremo el don de Graham, remarcan el poder de manipulación del psiquiatra.

Una resonancia al cerebro de Will. El test termina y el ayudante FBI se percata que el Dr. Sutcliffe no está. Va hacia la oficina. Encuentra el cadáver del neurólogo. Graham se siente culpable. Pero se descarta su participación cuando hallan tejidos de Madchen.

Georgia Madchen entró a la casa de Will. Éste se da cuenta de su presencia. Razona con ella. En ese momento Georgia, despertó de su fragilidad mental.

La incapacidad mental de Georgia para recordar y captar imágenes se detalló en el tramo final de “Buffet Froid”. Hannibal mató y desfiguró al Dr. Sutcliffe. Madchen, quien estaba tras los pasos de Will, llegó de improviso al asesinato del neurólogo. Hannibal, al presenciar su visita, le entregó las tijeras con las cuales acabó con la vida del médico. Paradójicamente, Hannibal le pidió a su víctima que guardara el secreto sobre el diagnóstico de Graham, que se callara la boca. Pero Sutcliffe terminó con la boca abierta, de manera extrema, de una forma en la cual se sentenció su final.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register