1×09 y 1×10 Under The Dome: The Fourth Hand y Let The Games Begin

Under_the_dome

La aparición de una extraña mujer viene a desordenar las vidas de Jim  y Barbie. Además, la cúpula bebé le sigue dando dolores de cabeza a Joe, Norrie, Angie y un cuarto personaje que también tiene algo que decir en todo este entuerto.

Juan Carlos Muñoz (walasbishop)

Después de varios episodios en los que las emociones se iban apoderando de la serie, Under The Dome volvió a empantanarse en situaciones extrañas y sin mucho sentido, las cuales de todas formas nos hacen estar pendientes y metidos en la historia.

Así fue en “The Fourth Hand” y “Let The Games Begin”, donde una serie de circunstancias insólitas nos pusieron a pensar por un buen rato. La primera de ellas fue la aparición de  Max (Natalie Zea), una extraña mujer que llegó para remecer las vidas de Jim y Barbie, quienes al aparecer estaban mucho más relacionados de lo que creíamos.

Según se pudo apreciar, la rubia es que la lleva todo el teje y maneje del oscuro negocio de la droga y el propano que tenía el concejal, el sheriff Duke y el reverendo Lester. Estos últimos dos asesinados por el honorable de Chester’s Mill debido a sus ganas de contarle al mundo el secreto que traían entre manos.

Y claro, como buena mujer con voz de mando, Max llegó de inmediato a dar órdenes ¿La primera de ella? Exigirle a a James que le pida al pueblo que entreguen todas las armas para asegurar la “tranquilidad” de la población, a cambio de proporcionarles un cantidad extra de comida y propano líquido.

Además, la extraña mujer al parecer también trabajó con Barbie en el pasado, por lo que le pidió una “peguita” y lo amenazó con contarleB a Julia que fue él quien asesinó a su marido. Eso sí, la colorina periodista ya se había enterado de todo ese entuerto gracias a un seguro de vida que le pilló a su difunto esposo. ¿Sólo con eso? Sí, aunque no tenga lógica ni sustento alguno.

Por otro lado, revisemos la historia central de la serie. ¿Qué ocurre con los adolescentes y la cúpula bebé? Ahora no sólo Joe y Norrie sufren esos extraños ataques en los que repiten sin parar “las estrellas rosadas están cayendo”. Claro, pues Angie también tuvo uno de esos colapsos en los brazos de Junior, quien desde que la cúpula se instaló en la ciudad viene con el cuento de que la estructura estaba “enfermando” a su ex novia.

Pero, ¿En qué se basaba para asegurar tamaña acusación? ¿En que la chiquilla ya no le “daba la pasada”?. Al principio todos creíamos eso, pero en estos capítulos nos enteramos que la fallecida madre del locateli tenía guardada entre sus pertenecías una pintura en la que se veían las “estrellas” cayendo sobre su hijo, lo que inmediatamente hizo pensar que la cuarta mano para hacer “funcionar” o activar la cúpula sería la del joven.

Y precisamente el momento más importante del episodio es cuando los cuatro adolescentes tocan la pequeña estructura, aunque nada claro está sobre lo que pueda ocurrir de aquí en adelante. Eso sí, está más que claro que el final de temporada está demasiado cerca y que en estos capítulos finales cualquier cosa puede pasar.

¿Qué ocurrirá con el negocio del propano y con el origen de la cúpula? ¿Por qué se habrá instalado sobre Chester’s Mill? ¿ Será para protegerla de algún evento apocalíptico que ocurrirá fuera de ella o sólo llegó para fastidiarles la vida y acabar con la población que se encuentra encerrada bajo ella? ¿Tendrá algo que ver las malas acciones de Jim en todo lo que está ocurriendo?

Son muchas las preguntas que siguen dando vuelta, las cuales todavía no tienen respuestas claras. Lo que sí está clarito es que Under The Dome partió con una lentitud espantosa y que, sin ser la graaan novedad del año ni mucho menos, ha logrado cautivar con el tiempo a sus admirados. Al menos genera que todos andemos teorizando sobre el futuro de la historia. Veremos qué ocurre en los capítulos venideros.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register