1×09 Sr. Ávila: El Niño y La Telaraña

Iván es el cuerpo y alma de las frases “Matar Bien para Vivir Mejor”. Y la mejor imagen de este oscuro colaborador aparece cuando la empresa sicaria está en problemas. María Ávila está fragmentando la figura de su marido al descubrir nuevas verdades.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

Iván habla con lentitud, sin malas palabras y con un discurso de defensa con la funeraria. Lo que único que le importa es el cuidado de la corporación. El rol de Carlos Aragón representa en “El Niño y La Telaraña” la voz y la escritura de las frases de esta especie de manual “Matar Bien para Vivir Mejor”. Palabras conclusivas en cada episodio y que en esta novena entrega son un mensaje claro para sacar del camino a la loca, ansiosa e histérica María Ávila.

Y María está enfrentando sus miedos con un psicólogo. El Dr. Montes, uno de los asociados a la empresa dirigida por el Sr. Ávila, tratará de desviar el diagnóstico de esta mujer para que no siga desconfiando de su esposo. Eso sí, Roberto (Una identificación más personal sobre el Señor), deberá ser más cuidadoso con resguardar su cubierta.

Aunque el papel de Tony Dalton intentará ser más precavido, María estará expuesta a la realidad cada vez que salga al mundo. Y fue en una reunión con amigas donde se enteró de la muerte de Ibarra, el mejor amigo de su esposo. Ahí su tratamiento quedó en nada esta enorme omisión de información. Incluso va más allá. Lo enfrenta por esta mentira. Una escena justo enfrente de Iván ¿Una razón más para sacar a María del entorno del Sr. Ávila?

El Sr. Ávila trata, por la vía de la argumentación y sin tanta violencia, hacer entender a su asistente que el problema tiene que ver con su esposa y madre de su hijo. La solución, y en bonitas palabras, no está por matarla.

Con Iván se pueden abrir perspectivas. ¿Quién manda realmente el negocio de los asesinatos? Es una pregunta básica. Este secretario ya mostró su poder al sacar del camino a la amante de Ávila, Maggie. El consejero resulta ser alguien que gobierna en las sombras y en el transcurso de los capítulos ha demostrado que ronca fuerte.

Tras sus pasos

En tanto que el departamento de homicidios dispone un enorme contingente para encontrar el resto del cuerpo de Juliana, y así obtener más pruebas y pistas para dar con el culpable.

Tanto Emiliano como Ismael están a contrarreloj para encontrar las otras partes del cuerpo y reformar su plan inicial. Demasiado riesgo está tomando esta dupla, y en medio de un avance policial de proporciones.

Demasiada desatención y desprolijidad. Esta pareja logró rescatar la bolsa restante con los restos de la víctima. Sin embargo, un último desaire por parte de Emiliano dejó a estos amigos por caminos separados y ad portas de una persecución en medio de la oscuridad del bosque.

Benito, el estilista; Tamara, la madre

Las uñas de Benito estaban demostrando su estrés y angustia. Este asistente tiene un especial cariño por su patrón y no aguanta que la pareja de éste, le esté “chupando la sangre”.

Por eso solicita los servicios de la funeraria. El contrato lo toma Tamara, una de los socias del negocio, quien estaba con reposo para cuidar de su bebé recién nacido.

Con mucho lujo, y utilizando su seducción atrae al objetivo. Lo invita a una enorme mansión. Lo capturó en su “telaraña”. Deberemos estar atentos al décimo capítulo del Sr. Ávila para observar cómo Tamara resolverá este contrato. Y ver además si es que Ismael y Emiliano salen airosos de su aventura en el bosque y de cuáles serán los argumentos del Sr. Roberto Ávila ante su esposa María, en lo que parece ser un ultimátum a la verdad.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register