1×07 Sr. Ávila: Matar Al Inmortal

A los contratos, las armas y el suspenso se agregó un poco de fantasía. Un hombre que se escapa de la muerte es el nuevo contrato de Ávila. Un capítulo que se prolongó en su relato al momento en que Ismael y Emiliano intentaban desligarse del cuerpo de Juliana. Hay que tener en cuenta que “Matar Al Inmortal” comenzó recién a los quince minutos.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

El ejercicio del Sr. Ávila y su nuevo trabajo se va nutriendo de contratos con objetivos de fantasía, impensados sicarios y finales en suspenso.

Con “Matar Al Inmortal” el ex policía se va desligando del recuerdo de Maggie. Va enfocando su atención en su familia, en especial a su hijo.

Sin embargo el séptimo episodio, que mostró un cuento destacable, se demoró más de quince minutos en agarrar vuelo.

El relato inicial se enfocó en Ismael y Emiliano, tratando de esconder el cuerpo de Juliana. El más preocupado es el aprendiz de Ávila. Se enerva con la actitud casi de inconsciente del hijo del Señor. Una indiferencia total es la que proyecta el papel de Adrián Alonso, quien consiguió proyectar cómo se puede pasar del amor al odio en unas horas con una mujer.

Lo hilarante es la compasión de Emiliano ante los métodos de Ismael. El asesino a sueldo en preparación pretende repartir el cuerpo de Julieta en distintos lugares. Una locura para el hijo de Ávila. Los amigos continúan esta procesión de desaparición de un cuerpo. La serie se apartó de los contratos. “Matar Al Inmortal” se desarrolló bajo la solución a este error. Un episodio que se inició lento con un cadáver seccionado y con litros de sangre.

A tener en cuenta la inexperiencia y la torpeza de esta dupla. Elementos que pueden ser usados en su contra y por la misma gente que anda tras sus pasos luego de que confabularan la muerte del gordo matón, denominado “La Bestia”. Nada puede ser tan perfecto. Y menos en la detallada (y extensa) procesión de estos jóvenes. ¿Estarán preparados cuando todas estas acciones tengan sus respectivas consecuencias?

En este tema, la Escuela Basilea, el antro con lo peor de la clase estudiantil de la ciudad, se tomó muy en serio la muerte de uno de sus alumnos, por culpa de una hamburguesa rellena con vidrio molido y mercurio. Emiliano es sospechoso y esa información es entregada al Sr. Ávila. Este hecho de revancha bajo el contexto del matonaje escolar, parece haber tocado la fibra de un alguien misterioso. Alguien capaz de llegar a los nombres de los culpables de este fallecimiento. De momento, el hijo del ex vendedor de seguros sufrirá una mayor persecución.

¿Tiene vida eterna?

El nuevo usuario en la funeraria es Ramiro. Quiere matar a su padre, Carlos, debido a que ambos aman a la misma mujer. Un cabrón inmortal según su hijo. Un chiste a la vida eterna.

Los creadores de esta serie se manifestaron bajo un relato mítico. Una leyenda que se burla de la muerte y que la única solución son los servicios sicarios de Ávila. El que llevará a cabo este acuerdo será “Topo”.

Un hombre ciego y su perro llamado “Topo” son la pareja que hará valer el contrato. La condición es tener una posesión regular y estable por parte de la víctima. Por eso, un poco del perfume del objetivo bastará para que el can haga lo suyo.

Pero todo sale mal. El padre de Ramiro no se puso perfume, porque justo se le rompió el frasco. Ana, su pareja, le llevó uno de repuesto ante la desesperación de la persona que había contratado el servicio. Finalmente el “Topo” se confundió. Ana se tropezó, se rompió el vidrio, ella quedó perfumada. Fue atacada por el perro.

El Sr. Ávila dejó en claro que la lucha diaria y episodio a episodio no es lo suyo. Menos la presentación de un antagonista. En tanto, la dimensión psicológica y el misterio de sus personajes invitan al análisis y a la reflexión. Al igual que lo absurdo y jocoso que pueden ser los sicarios y sus potenciales víctimas.

2 Comentarios

  • jafet Reply

    26 agosto, 2013 at 10:11

    muy buenas

  • moi Reply

    14 septiembre, 2013 at 09:35

    muy bien

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register