1×05 y 1×06 Under The Dome: Blue on blue y The Endless Thirst

Under_the_dome

Luego de que intentaran derribar la cúpula con un misil, los habitantes de Chester’s Mills entran en pánico y hacen todo lo posible por sobrevivir ante el complejo escenario.

Juan Carlos Muñoz (walasbishop)

Después de semanas esperando que llegara la emoción, los dos últimos capítulos de Under The Dome nos pegaron una bofetada de aquellas.  Claro, pues tras ellos quedó demostrado que nunca debemos perder la esperanza y siempre debemos darle tiempo a las series.

Así de simple, pues luego de reclamar que la historia no avanzaba y que no carecía de dinamismo, ahora los guionistas de esta novedosa apuesta de ciencia ficción pueden sentirse con todo el derecho a pedir explicaciones ante esos pataleos.

Primero, porque al fin consiguieron que los fanáticos esperáramos con ansias el próximo episodio, y segundo, porque de una vez por todas la trama empezó a develarnos algunos misterios que nos hacen creer en que se viene algo bueno.

Todo se inició  cuando los familiares de los “prisioneros” de la cúpula, que se encontraban fuera de ella, llegaron con pancartas y mensajes de amor a despedirse de los suyos. Claro, pues según algunos mensajes radiales y lo que un militar le contó a Barbie, un misil de alto alcance lanzado por el gobierno intentaría derriba la gigantesca estructura, arrasando Chester’s  Mills y con todas las personas en su interior.

Por lo mismo, el concejal James y la sheriff Linda iniciaron un plan de contingencia, en el cual debían resguardar la seguridad de la población en los túneles de la ciudad. Sin embargo, todo era incierto y las posibilidades de morir eran altísimas.

Pero vamos por parte, antes de todo ese proceso, James había descubierto a Angie en el sótano de su casa, quien había sido encerrada por su hijo James. Sin embargo, y a pesar de que en un principio había decidió mantenerla en “prisión”, pensar que “todos iban a morir” lo motivó para liberarla.

Tras enterarse de esta situación, Junior fue hasta la casa de la chiquilla para esperarla. Obvio, pues sabía que ese sería el primer lugar donde llegaría. En ese momento, todos creían temimos por la integridad de la joven, pero el hombre nos volvió a sorprender con su actitud, demostrando que no es tan “perverso” como parece.

Claro, pues en una tierna conversación, Junior le comentó a su enamorada que todo ese show de mantenerla encerrada era para mantenerla a salvo de los extraños sucesos que iban a ocurrir en la ciudad, como dándole a entender que sabía todo lo que se venía. Todo eso, cuando sólo faltaban minutos para que el misil destruyera el lugar.

MISILAl mismo tiempo, Joe y Norrie, los pequeños protagonistas incógnitos, continuaron con sus misterios.  Mientras buscaban a Angie, la hermana de Joe, se les pasó el tiempo y el ataque aéreo los pilló a plena luz del día. ¿Los primeros en morir? Eso era lo que pensaban, por lo que decidieron ponerle fin a sus días con un coqueto beso de despedida, como para dejar claro que su amistad siempre estuvo acompañada de sentimientos más amorosos.

Y habrá sido el beso o quizás que cosa, pero resulta que la bomba no le hizo un cosquillas al domo, manteniendo el asombro de todos los habitantes de la ciudad. Obvio, pues el pensamiento generalizado era uno solo. Si una bomba no podía destruir la cúpula, nada podía hacerlo. ¿Se quedarán encerrados de por vida? ¿Y si se acaba el agua? ¿Los alimentos? Muchas preguntas estaban a la vista y nadie podía responderlas. 

Además, el misterioso James siguió acrecentando su maldad al matar al reverendo Lester, quien lo había amenazado con contar los malos pasos y dejarlo en evidencia ante la población. ¿Malos pasos? En este punto la situación sigue siendo confusa, pues nos han dejado entrever que ellos dos y el fallecido sheriff Duke estaban vinculados en el robo y venta de propano. ¿Tendrá esto que ver con la llegada de la cúpula? Otra pregunta que todavía no tiene una respuesta.

CAOS

Ya sin la incertidumbre de que un misil de guerra podría quitarles la vida, los habitantes de Chester’s Mills debían buscar soluciones a sus problemas. Entre ellas, abastecerse de comida y agua para sobrevivir hasta que el estructura desaparezca.

Por lo mismo, el caos se apoderó del lugar y todos comenzaron a pelearse en los centros comerciales.  Incluso, dos individuos intentaron saquear el local de la señora Rose, a quien no tuvieron problemas en matarla durante su asalto.

Lo que sí llegó a calmar las aguas fue una insólita lluvia que empezó a caer sobre la ciudad. ¿Lluvia? ¿Cómo podía llover con el domo cubriendo la ciudad? Inexplicable, aunque una señal que nos envían de que cualquier cosa puede pasar.

Claro, pues en esa misma onda, se descubrió que una señal  investiga por  Julia provenía de Joe y Norrie, la cual dejó de sonar cuando estos tocaron la estructura. Un final poco decoroso para un capítulo que sin duda marcará un antes y un después en esta historia.

Como vemos,  son muchas las preguntas y escasas las respuestas. Lo único concreto es que la Cadena confirmó que Under The Dome tendrá una segunda temporada, lo cual nos viene a indicar que su mejora no ha sido en vano y que no somos pocos los que a partir de las últimas dos semanas nos entusiasmamos con los avances que ha experimentado la historia. Vamos por buen camino.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register