1×04 Agents of S.H.I.E.L.D.: Eye Spy

Una nueva misión que Phil Coulson la toma como algo personal. Akela Amador, una ex agente y ex aprendiz del jefe S.H.I.E.L.D. está realizando grandes atracos. La precisión de esta mujer a la hora de robar diamantes llamó la atención de los agentes, quienes se percataron de que esta otrora colaboradora fue víctima de la tecnología y de un dominio perverso.

J.N.G. (@BartonWBickle)

Eye Spy” mostró esta necesaria pizca de humor para renovar un guion y una historia que no estuvo  atractiva en este cuarto episodio.

El anacronismo que propone esta producción demuestra que hay capacidad para la creación de nuevos relatos y aventuras en cada capítulo. El problema es que cuando se trae a pantalla a un sujeto con chispa y carisma para ser el contrapeso de un cuento plano, y luego se saca por lo atemporal, se está jugando con la capacidad de memoria de los seriéfilos.

En esa línea, estaremos aprendiéndonos nombres y personajes llamativos, pero que indudablemente estarán amarrados el azar de los nuevos guiones de Agents of S.H.I.E.L.D.

Dispositivo/Nicho nerd

Esto probablemente le pasará a Akela Amador. Ex aprendiz de Coulson quien estaba desaparecida. Ahora volvió, pero en manos de un “alguien” que la tiene bajo su dominio.

El ente que manda a esta ex agente la obligó en esta oportunidad a robar diamantes. Este rol de ladrona se hace aún más fácil por un dispositivo de rastreo y rayos X que se encuentra en su ojo. El aparato además de tenerla bajo una rutina de esclava, es una constante amenaza para su integridad, porque si no obedece las órdenes de su “amo”, Akela podría morir.

El regreso de esta ex integrante genera un cuestionamiento en el propio Coulson. Phil se somete a una búsqueda personal, sin la colaboración de soldados de la agencia. Es la imagen del padre que quiere enrielar a su hija extraviada, que por las “malas influencias” (su dominador), ha generado temor en la sociedad.

Con el último robo y los diamantes en sus manos, Amador se dirigió a Bielorrusia. Este nuevo paraje de trabajo dio paso a meritorias intervenciones de humor de Skye. La dupla Fitz-Simmons también estuvo bien en este ámbito. De a poco han ido hurgando en el nicho que instauró “The Big Bang Theory” con los chistes científicos y de nerds.

Liberada

Sin embargo esos tramos de risa se trasformaron en preocupación cuando la dupla de científicos y Skye fueron embestidos por Amador, quien aprovechó la ausencia de Coulson y Ward, quienes precisamente la estaban buscando, para atacar a este trío de agentes.

Tras el ataque que sirvió para el escape de Akale, los agentes consiguen captar una señal encriptada con la que intentaban rastrear a esta mujer. El descubrimiento los llevó a un enlace en vivo con Akale: Ella se encontraba en su baño colocándose una cámara, con visión rayos X, en uno de sus globos oculares. Genial tecnología que justificó cómo había robado los diamantes.

A través de este mismo rastreo, Melida, y Coulson en menor medida, lograron dar con el paradero de Akela, para luego llevarla a su centro de operaciones.

Cirugía

En el centro S.H.I.E.L.D. consiguen asimilar su este programa de dominio a unos anteojos y que le hacen parecer al “dueño” de Amador que la joven está completando la última de sus misiones. Ward es quien simula ser la mujer del ojo espía. Un plan que marcha a la perfección sólo hasta que el amo de Akela le solicita que seduzca a uno de los guardias que protegía una especie de organigrama u ecuación: El objetivo final de esta búsqueda. Grant trata de colaborar con un poco de humor, pero lo complejo de su tarea lo obligó a golpear a este encargado de seguridad para completar lo demandado.

En el intertanto y con el tiempo en su contra, Simmons operó a Akela para extirpar el dispositivo que permanecía en su ojo. Algo de morbo y suspenso a la hora de combinar agujas o bisturíes con lo que tenga que ver con la medicina oftalmológica.

La operación fue un éxito gracias a las habilidades de Ward y la búsqueda de Coulson y Melinda por hallar al dominador de Amador. Phil precisamente lo encontró, pero también presenció que quien mandaba a Akela estaba siendo tan sólo un engranaje de un ser superior.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register