1×03 El hombre de tu vida: Una rubia insaciable

La nueva “víctima” de Hugo es una chiquilla que lo atrapa con su encanto y locura, pero una extraña particularidad genera que la relación tome tintes impensados. 

Juan Carlos Muñoz (@walasbishop)

Un capítulo lleno de sensualidad y que dejó a los hombres con la temperatura por las nubes fue el que  se vio este domingo en “El hombre de tu vida”. Claro, pues al pobre Hugo le tocó hacer su trabajo y enamorar a Luz, personaje interpretado por la infartante Josefina Montané.

La rubia protagonizó a una chiquilla joven que había tenido malas experiencias amorosas. Por lo mismo, decidió buscar a su hombre ideal en la agencia “El hombre de tu vida”. Es ahí donde conoce al este tipo encantador que le hace olvidar en un abrir y cerrar de ojos a todas sus parejas pasadas.

Sin embargo, la chiquilla tiene una peculiaridad que pone entre las cuerdas al personaje de Boris Quercia. Se trata de una rubia religiosa y espiritual, amante de las manos masculinas y que recorrió el mundo en busca de su paz interna.

2Así es como en la primera cita a le bajan sus instintos animales y decide llevar a su nuevo “amigo” a un motel. Ahí, la rubia vive una de las experiencias más acaloradas y que encendió a los fanáticos de la actriz que en el pasado encarnó a “La Flexible” en Soltera Otra Vez, otra de las apuestas nocturnas de Canal 13.

Tal cual, pues Hugo no hizo más que darle un tierno beso en la frente para que la joven desatara con todo las pasiones y le viniera el orgasmo más intenso de su vida, como ella misma reconoció tras “volver a la realidad”.

A partir de ese momento, Luz quedó completamente hechizada por su “príncipe azul” y de inmediato partió a la iglesia. Obvio, pues tenía que agradecer a Dios el increíble momento que vivió en esa habitación.

4Por lo mismo, desde ahí hizo todos los esfuerzos por concertar una nueva cita y repetir la experiencia.  Sin embargo, todas sus ganas quedaron en nada cuando tras invitar a Hugo a su casa, su beso en la frente no causó el mismo efecto que en la primera ocasión, hecho que terminó por matarle las pasiones y que la llevó a ponerle fin a su fugaz relación.

CABRO CHICO Y EL CURITA

En un episodio completamente autoconclusivo y que por el bien de la historia esperemos que en el futuro sean cada vez menos, son dos los personajes que nos hicieron recordar para qué lado va la serie. Se trata de padre Francisco y de Franco, el hijo de Hugo.

El primero se roba todas las películas con su personaje de cura picaresco y con buen sentido del humor. Claro, pues el religioso juega un papel clave con su humor y cercanía con el protagonista, quien no mueve un dedo sin pasar por sus consejos.

Otro que también debería agarrar  vuelo es el retoño de Hugo. Claro, pues en este episodio pudimos conocer más de cerca sus problemas y aventuras con una compañera de curso, quien lo tiene molesto con sus constantes coqueteos.

Por lo mismo, Franco decide contarle el drama a su padre en busca de algunos consejos. Y claro, como el personaje de Boris Quercia se las sabe por libro, le recomienda que vaya al frente con la verdad y que le diga que no está interesado en tener algo más allá de una amistad.

Sin embargo, y como suele suceder en la vida real, el chiquillo se arrepiente luego de hablar con ella y se da cuenta que está completamente enamorado. ¿Le suena parecido?

En fin, una capítulo que sin duda bajó considerablemente en intensidad si lo comparamos con el primero, pero que nos da algunas pequeñas señales de que podría mejorar de cara al futuro. Si las historias se complementan un poco más y se logra agilizar el ritmo, la serie podría terminar de despegar. Por ahora, tendremos que seguir esperando…

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register